Decenas de revendedores se encuentran en las afueras del Estadio Nacional ofreciendo los boletos a los aficionados

Por: José Luis Rodríguez C. 26 marzo, 2013

San José (Redacción). Con una inversión de $100, tomando en cuenta el traslado y la alimentación, Mauricio Rivera se vino desde Honduras a revender entradas en las afueras del Estadio Nacional.

La intención de este catracho, quien al principio tenía 50 boletos de sombra norte y sur, es percibir unos $1.000 para regresar a casa.

“Vine a este juego, y no fui al de México-Estados Unidos, porque allá hay que vender las entradas a escondidas, acá no”, expresó Rivera.

El catracho añadió, que al inicio solamente contaba con diez boletos para revender, pero luego de varias compras sumó 50 tiquetes.

Él es uno de las decenas de revendedores que a esta hora están ubicados en las a fueras del Estadio Nacional.