Por: Daniel Jiménez.   11 septiembre

Costa Rica volvió al sistema que utilizó con Jorge Luis Pinto y Óscar Ramírez: un 1-5-2-3, que para defender pasó a un 1-5-4-1 y para atacar a un 1-3-4-3. Tuvo menos problemas defensivos, pudo agruparse mejor para controlar el ataque japonés, pero en ofensiva volvió a tener problemas.

El jugador japonés Ritsu Doan (izquierda) recibe la marca del lateral izquierdo Bryan Oviedo (derecha) durante el juego de este martes. Foto: AFP

El equipo hizo más pases que en el juego ante Corea, pero muy horizontales, el problema fue cuando se intentó verticalizar. Eso es lo que hace Bryan Ruiz para comenzar a conectar jugadores. Con este sistema lo tenía que asumir Allan Cruz y David Guzmán, pero a la Sele le faltó creación para sus atacantes.

La Tricolor careció de apoyo de los laterales. Tiene que mejorar su juego cuando va a construir hay que cambiar el ritmo y los pases entre líneas para poder subir acompañados al ataque. No se acompañaron los delanteros. Faltó generar ocasiones de gol porque no hubo acciones de peligro. El ataque fue poco, Costa Rica tocó en el área central, pero hacía pases largos que costaban encontrar receptores.

Se generaron jugadas muy aisladas, no en conjunto. Hay que ver cuál era la meta, todos hablamos de renovaciones, de mejorar deudas pendientes en la fase de ataque y nos quedamos cortos en eso.

Se le quiere dar espacio a los muchachos, pero no se encontró el plan que le dé posibilidades en ataque a la Selección, las oportunidades de gol son muy pocas. Nos quedamos lejos del objetivo de la gira de ver las posibilidades de nueva generación.

Se intentó un cambio de sistema que no hizo ver mejor la ofensiva, no es tanto el tema del sistema si no el desarrollo. Eso ya se volvió secundario porque lo primordial son las tareas de los jugadores, ver cómo se asocian y cómo manejan los conceptos como cambio de ritmo. No mostró nada de eso. Quedamos lejos del objetivo.

Calificaciones individuales

Leonel Moreira 7: Tuvo una excelente intervención ante un potente remate. Firmó buenas salidas. En el primer gol nada pudo hacer por el cambio de trayectoria del balón.

Óscar Duarte 6: Lo vi sólido en la línea de tres centrales. Fue punto alto en el juego aéreo. Ya con la línea de cuatro perdió un poco de eficiencia en su trabajo.

Keyner Brown 8: Fue punto alto, fue bien en el juego aéreo y en las disputas del uno contra uno. No sufrió en velocidad. Trató de salir jugando. Lo hizo bastante bien, fue el mejor de la defensa.

Juan Pablo Vargas 6: Creo que le falta todavía hacer más coberturas laterales. En las disputas estuvo bien, pero faltó en algunas coberturas. No buscó pases entre líneas.

Ian Smith 6: Tuvo un duelo difícil e interesante. En muchos momentos frenó a su marca. En ataque necesita mejorar porque entregó algunos balones divididos.

Bryan Oviedo 5: No hizo una buena gira. No vimos al Oviedo que se proyecta al ataque. No está tan sólido. Uno de los puntos altos de él es cuando se pasa al ataque, pero no asumió ese rol en Asia.

David Guzmán 6: Estuvo bien en labores defensivas. No asumió el rol de la creación, abusó del pase largo y muchas veces sin éxito. El contención debe ser armador y le faltó eso.

Allan Cruz 5: Le costó el juego. Ese jugador que vemos en el Herediano de área a área no lo vimos con la Selección. Fue estático. No conectó con el ataque.

Rándall Leal 7: Estuvo activo, buscó el arco contrario. Bajó al medio campo y atacó algunos espacios. Le dio proyección en delantera.

David Ramírez 5: Es más eficiente por el centro. Jugó por la izquierda y no tuvo mucha participación, solo jugadas aisladas en ataque.

Mayron George 6: Tuvo poco peso en ataque. Al igual que el juego anterior no se le generó fútbol. Quedó muy aislado. El ataque de Costa Rica pasó por jugadas individuales. Faltó que los volantes le generaran jugadas. Siempre trató de moverse.

Kevin Briceño 6: Estuvo bien en el arco, en las salidas. Tuvo un buen mano a mano. En el segundo gol que le hacen le faltó fuerza en los brazos. Debajo del marco estuvo bien.

Luis José Hernández 5: Defensivamente tuvo problemas en esa zona. Le faltó ser más agresivo y presionar al oponente.

Wilmer Azofeifa 6: Le costó el juego en el inicio. Conforme fue pasando el tiempo comenzó a tomar el rol de conducción, pero no verticalizó tanto el juego.

Jonathan Moya 5: Le costó el partido. Cuando Costa Rica trató de combinar no se vio bien. No hizo diagonales que son su fuerte. Fue muy estático para lo que se necesitaba en ese momento.

Jimmy Marín 5: Bajó su rendimiento con respecto al juego anterior. Me había gustado su dinámica, pero no se vio tanto. Trató de ser participativo en ataque, pero no fue eficiente.

Daniel Colindres 6: Trató de asociarse con los delanteros, lo vi eficiente porque de la banda con perfil cambiado buscaba pases filtrados. Lo vi activo. Bien en defensa.