Daniel Jiménez. 12 octubre

El seleccionador de Curazao, Remko Bicentini, considera que ha sido complicado analizar a la Selección de Costa Rica, previo al juego de este domingo a las 6 p. m., en el Morera Soto, esto ante el cambio de entrenador.

Para Remko hay una variación en la manera en la que la Tricolor afronta los partidos. Antes con Gustavo Matosas, la Nacional jugaba 1-4-3-3 y ahora lo hace 1-4-4-2.

¿Cómo han preparado el juego ante Costa Rica sabiendo que son líderes del grupo?

Estamos muy contentos de estar aquí, Costa Rica es un contrincante muy fuerte. Hemos conseguido cuatro puntos ante Haití y eso ha sido muy importante para nosotros. Deseamos seguir con una buena racha.

¿Qué tan difícil se le ha hecho analizar a Costa Rica?

Conocemos a Costa Rica naturalmente y lo que ha hecho en Copa Oro. Sabemos cómo juegan ellos, pero cuando cambiaron al entrenador variaron el sistema de juego. El nuevo técnico ve las cosas diferentes y hace modificaciones. Vimos el partido ante Uruguay y también ante Haití bajo el nuevo entrenador. Claro, son dos partidos diferentes y vez qué hay una nueva forma de jugar con un nuevo estilo. Tenemos que esperar un poco para ver qué fútbol nos van a mostrar.

”Lo hemos analizado en el video y ahora con el nuevo entrenador es otro estilo”.

El técnico de Curazao Remko Bicentini (centro) atendió a los medios de comunicación, previo al juego ante Costa Rica, por la Liga de Naciones de Concacaf. Fotografía: Daniel Jiménez.
El técnico de Curazao Remko Bicentini (centro) atendió a los medios de comunicación, previo al juego ante Costa Rica, por la Liga de Naciones de Concacaf. Fotografía: Daniel Jiménez.

¿Qué diferencia vio de la Costa Rica de Gustavo Matosas y la de Rónald González?

El estilo de juego es completamente diferente. Antes jugaban 4-3-3 y ahora juegan 4-4-2. También hay variantes en los futbolistas convocados.

¿Es el mejor momento en la historia del fútbol de Curazao?

Hemos tenido un crecimiento en los últimos dos o tres años. Ganamos mucho en los últimos partidos y tenemos una meta clara a la que queremos llegar. Vamos por muy buen camino.