Cristian Brenes. 7 septiembre
Bryan Ruiz trata de escaparse de la marca de Matías Vecino, en el fogueo que Costa Rica perdió 1-2 contra Uruguay, el viernes en el Estadio Nacional. Foto: Rafael Pacheco
Bryan Ruiz trata de escaparse de la marca de Matías Vecino, en el fogueo que Costa Rica perdió 1-2 contra Uruguay, el viernes en el Estadio Nacional. Foto: Rafael Pacheco

Aunque muchas selecciones del mundo sostendrán este martes un segundo partido de fogueo, los jugadores de la Tricolor ya se encuentran con sus respectivo equipos.

Costa Rica había descartado jugar ese día, incluso antes de que el técnico Gustavo Matosas anunciara su renuncia del banquillo de la Sele.

Seleccionados nacionales optan por no entrar en polémica sobre este tema, al asegurar que cumplen con las disposiciones de a Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol). Eso sí, creen que tampoco vale la pena entrenar estos días, pues no hay certeza de quién será el nuevo timonel patrio.

“Con las situaciones de estos días es entendible. Creo que la Federación toma la mejor decisión, según lo que ellos analizaron, pues al no quedar con un técnico, para ellos no valía la pena seguir entrenando estos días”, comentó Bryan Ruiz, capitán de la Selección.

Sobre el nuevo entrenador, Ruiz enfatiza que es un tema sobre el cual no puede decidir; sin embargo, considera necesario que el nuevo jefe del banquillo conozca la zona de Concacaf, el país, al jugador tico y la manera en que trabajan los futbolistas nacionales.

Celso Borges, entre tanto, enfatiza en que deben levantarse de este golpe. “La Selección es de todos, pasan jugadores y entrenadores, pero la Selección es de todos”.

Sobre no jugar el martes, Celso cree que en otras condiciones lo ideal era hacerlo.

“Evidentemente, el hecho de jugar dos partidos es mejor que uno, pero pasó una situación que nadie esperaba. No creo que haya sido un desperdicio (el tiempo en que estuvieron con Matosas), porque fue muy bueno y nos enseña una vez más que podemos salir adelante”, resaltó.

Celso cree que Costa Rica puede sacar adelante la Copa de Naciones, que se inicia en octubre y que en la primera fase pondrá a la Tricolor en el Grupo D junto a Haití y Curazao.

“Hay material para hacerlo, aunque es diferente venir con un proceso que empezar uno nuevo. Lo ideal es tener un técnico definitivo y no interino, pero comprendo que no es una decisión fácil de tomar”, indicó.

Elías Aguilar también dio su criterio sobre desperdiciar la opción de un amistoso el martes.

Opina que quizas era bueno entrenar, pero no lo determinó así la Federación.

“Hay que respetar y seguir adelante”, aseveró.

Joel Campbell dice que los futbolistas no deben inmiscuirse en el nombramiento del nuevo entrenador.

Resalta que le da lo mismo que sea tico o extranjero, pues a él le corresponde jugar bien con el León de México para que lo convoquen.

“No tenía sentido seguir entrenando cuando no se sabe quién será el entrenador. Al final son cosas que no están en nuestras manos y es lo que hay; nos corresponde venir a entrenar y jugar y si se decidió por un partido, hay que venir a jugarlo y volver a nuestros equipos para ser regulares”, finalizó.