Juan Diego Villarreal. 5 agosto
Costa Rica pasó invicta a las semifinales de los Juegos Panamericanos con dos victorias y un empate. Raquel Rodríguez marcó dos tantos en el duelo que la Tricolor venció 3-1 a Perú. Foto CON
Costa Rica pasó invicta a las semifinales de los Juegos Panamericanos con dos victorias y un empate. Raquel Rodríguez marcó dos tantos en el duelo que la Tricolor venció 3-1 a Perú. Foto CON

Lima, Perú. La Selección femenina de fútbol de Costa Rica enfrentará a un viejo conocido en las semifinales de los Juegos Panamericanos de Lima 2019, como es el caso de la representación de Colombia.

Este martes, las ticas y las cafeteras se medirán a las 7:30 p. m. de nuestro país en el estadio de la Universidad de San Marcos, por el pase a la final del torneo y la búsqueda de la presea dorada. Tres horas antes, Paraguay choca ante Argentina por el otro puesto.

Ticas y cafeteras se enfrentaron el 19 de julio del 2018, en la apertura del torneo de fútbol de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, donde las costarricenses se impusieron 1-0, con un tanto de Gloriana Villalobos al minuto 9.

De aquel grupo sobreviven seis jugadoras del conjunto suramericano como son las medicampistas Diana Ospina, María Catalina Usme, Jéssica Caro y Mayra Ramírez, así como las delanteras Isabella Echeverri y Daniela Caracas.

Mientras tanto, el combinado que dirige la entrenadora Amelia Valverde es prácticamente el mismo, con las excepciones de Shirley Cruz, Sthepanie Blanco y Priscilla Tapia, quienes no fueron a Barranquilla.

Las nacionales tienen bien referenciadas a las colombianas y aseguran que el rival utiliza un sistema muy diferente a sus anteriores rivales en el Grupo B, como son Panamá (3-1), Perú (3-1) y Argentina (0-0), escuadras que se preocupan más por defender, cometer faltas y jugar al contragolpe, que proponer fútbol.

Un triunfo de las ticas las pondría en la disputa de la medalla de oro, pero una derrota las dejaría en la lucha por el bronce.

La entrenadora Amelia Valverde explicó que su próximo rival es un equipo con rodaje y experiencia olímpica, por lo que no pueden descuidar ningún detalle si desean avanzar a la final.

“Las hemos analizado muy bien. Es claro que debemos hacer un partido muy completo si queremos clasificar y disputar ese primer lugar. Ser el único equipo de la Concacaf que pasó a las semifinales es un gran honor (quedaron fuera Panamá, México y Jamaica), pero ante Colombia debemos demostrar cómo hemos ido creciendo en el certamen, pues hemos venido de menos a más”, explicó Valverde.

La volante Katherine Alvarado afirmó que tienen referenciadas a las colombianas. Dice saber que no será un juego sencillo porque ambos conjuntos se juegan la posibilidad de asegurar una presea.

“Colombia es un gran equipo, tiene buenas jugadoras, es una escuadra muy completa, por lo que me parece que será un duelo muy atractivo, donde el que cometa menores errores avanzará a la final”, explicó Alvarado.

Mientras tanto, Raquel Rodríguez enfatizó que los detalles marcarán la diferencia, pues a su criterio son dos conjuntos que proponen e intentan jugar.

“Me parece que Colombia es un equipo intenso y no nos podemos dar el lujo de cometer los errores de los anteriores partidos. Siento que allí estará la diferencia, pero lo importante es el trabajo que hagamos para sacar la diferencia en el marcador”, afirmó Rodríguez.