Juan Diego Villarreal. 3 agosto
La lateral costarricense Lixy Rodríguez deja en e camino a la peruana Stephannie Vásquez, en el duelo que la Tricolor venció 3-1 a las incas. Foto CON
La lateral costarricense Lixy Rodríguez deja en e camino a la peruana Stephannie Vásquez, en el duelo que la Tricolor venció 3-1 a las incas. Foto CON

Lima.Perú. Dos décadas después de ganar su única medalla de bronce en el fútbol femenino, en los Juegos Panamericanos de Winnipeg, Canadá en 1999, Costa Rica ya está en semifinales y dispuesto a hacer historia una vez más.

Parece muy lejano aquel 4 de agosto de 1999 cuando en el Complejo Deportivo de Winnipeg, la Tricolor empató 1-1 con Canadá gracias a un tanto de Ericka La Conejita Castro y más tarde derrotó por penales 4-3 a las anfitrionas en un histórico compromiso, donde las costarricenses eran dirigidas por el técnico Didier Zorro Castro.

El combinado patrio, que ya aseguró su boleto en la siguiente ronda, tras vencer 3-1 a Panamá y 3-1 a Perú, en las justas de Lima 2019, buscará este sábado en el estadio de la Universidad de San Marcos el primer lugar del Grupo B, cuando a las 4:30 p. m. se mida a Argentina.

En las ediciones de Guadalajara 2011 y Toronto 2015, la escuadra patria ni siquiera pudo avanzar a las segunda ronda, por lo que se trata de una nueva oportunidad de alcanzar un objetivo que se le había negado a una generación que en su palmarés acumula Mundiales menores y mayores.

Para la entrenadora Amelia Valverde es sin duda una especie de revancha y al mismo tiempo la posibilidad de demostrar el crecimiento del balompié femenino tico en los últimos años.

“Hace cuatro años tuvimos una experiencia no tan buena al quedarnos en el camino, pues le ganábamos 3-0 a Argentina y terminamos cediendo un 3-3 quedando eliminadas. Esta vez logramos clasificar faltando una jornada, por lo que la motivación está al tope. Hay una felicidad muy grande, pero también una gran responsabilidad por lo que analizamos lo que se pueda venir, porque es un juego por el primer lugar, puede pasar cualquier cosa”, expresó la entrenadora Amelia Valverde.

En las dos anteriores justas continentales, nuestro país no había podido derrotar a una escuadra suramericana tras enfrentar a Brasil, Argentina y Ecuador, por lo que el triunfo ante las incas llenó de optimismo al conjunto costarricense, según indicó la entrenadora tica.

“Llevamos dos triunfos, en dos partidos jugando bastante bien. El lograr una victoria ante un equipo suramericano en unas justas continentales es un gran honor, así como el poder escribir una página más en la historia del fútbol femenino costarricense. Sin embargo, somos conscientes que falta camino, falta lo más difícil, pero es claro que lucharemos por lo más alto”, explicó Valverde.

Por su parte, Raquel Rodríguez, quien anotó doblete ante las peruanas y dio una asistencia, aseguró que conoce la entrega de sus compañeras y el deseo de superación y trascendencia.

“Tenemos claro lo que significa está clasificación. Desde el inicio vinimos pensando en ganar una medalla de oro, pero vamos tomando paso a paso los partidos, por lo que el triunfo ante Perú nos acerca más a nuestro objetivo, en un largo camino que aún tenemos por delante”, explicó Rodríguez.