Por: Esteban Valverde.   Hace 6 días
Rónald Matarrita disputó el partido de despedida de la Selección Nacional frente a Irlanda, el 3 de junio. Fotografía: José Cordero
Rónald Matarrita disputó el partido de despedida de la Selección Nacional frente a Irlanda, el 3 de junio. Fotografía: José Cordero

Rivales en cada entrenamiento, sus nombres llenaron espacios en medios de comunicación durante todo el proceso a Rusia 2018: ¿Quién debía ser titular, Bryan Oviedo o Rónald Matarrita?... Pero a cuatro días del debut mundialista, ambos demostraron que la competencia solo se da en la cancha.

Rónald Matarrita vivió el día más amargo de su carrera, al quedar relegado del Mundial por lesión y fue Bryan Oviedo el jugador que se enfocó en volver a animarlo, gracias a la experiencia vivida en 2014, cuando también se perdió una Copa del Mundo. Así le hizo entender que el fútbol da segundas oportunidades, como sucedió en su caso.

Matarrita traía una molestia, un pequeño punzonazo desde hace un tiempo en una de sus piernas, pero continuaba entrenando con normalidad, con la clara idea de pelearle un lugar a Bryan Oviedo. Este jueves decidió, junto con el cuerpo médico de la Selección Nacional, hacerse exámenes y la lamentable noticia se dio: una lesión lo saca del Mundial.

Lo que el lateral izquierdo nunca imaginó es que la radiografía que se le hizo en San Petersburgo arrojaría tan mal resultado: desgarro grado uno, es decir, mínimo dos semanas de baja. El Mundial prácticamente se escapa debido a que en ese periodo Costa Rica se las verá con Serbia el 17 de junio, Brasil el 22 y Suiza el 28.

El futbolista se sintió devastado, la ilusión de la primera Copa del Mundo se le escapó de las manos en cuestión de segundos y ahora solo quedaba el recuerdo de la oportunidad que se diluía.

Inmediatamente se confirmó la noticia, el jugador del New York City de la MLS recibió el apoyo de sus compañeros, los que todavía se encontraban despiertos, porque todo se dio en la noche rusa. Ellos lo abrazaron y le dieron palabras de ánimo.

Marvin Solano analiza quién debe ser el sustituto de Rónald Matarrita

El mensaje principal para el zurdo es que la carrera deportiva continúa, de hecho muchos recalcaron en lo joven que es el futbolista. Rónald tiene 23 años, por lo que si continúa con un buen rendimiento perfectamente podría asistir a dos mundiales más.

Para el lateral izquierdo, el gran apoyo llegó precisamente de su principal competidor deportivo, el defensor del Sunderland inglés.

Como si la vida hubiera preparado a Oviedo para este momento, el exjugador del Copenhague de Dinamarca se convirtió en el consejero para Matarrita.

Bryan no se recuperó de una fractura de tibia y peroné que sufrió en enero del 2014, dolencia que a la postre lo sacó de la cita del orbe. Costa Rica pierde por segundo mundial consecutivo un carrilero zurdo por lesión.

Con los otros compañeros, como sucedió hace cuatro años cuando Heiner Mora vivió algo similar al quebrarse el quinto metatarsiano, muchos pasaron por la habitación del exmanudo para darle una palmada en la espalda y arroparlo en su tristeza.

De momento se desconoce si Matarrita dejará la concentración de la Selección y existe la probabilidad muy fuerte de que se quede con el grupo durante la aventura mundialista.

Rónald pasa por el trago más amargo de su carrera deportiva: una lesión muscular le quitó su primer Mundial y en la Nacional lo alientan a que no decaiga, pese a que comprenden la desazón, lo llaman a confiar en la calidad que tiene para volver al torneo del planeta en la próxima edición.

Otro que también ha sido un soporte importante es su compañero de escuadra, Rodney Wallace, quien estuvo en todo momento al pendiente del zaguero.

El grupo además tiene claro que ahora esta difícil situación se tiene que convertir en un impulso: jugar por Matarrita también, esa es una forma de rendirle homenaje.