Fanny Tayver Marín. 11 octubre
Rónald González dijo que pese al resultado, el partido fue bueno para Costa Rica.
Rónald González dijo que pese al resultado, el partido fue bueno para Costa Rica.

— ¿Qué analiza del partido?

Fue un partido bueno para nosotros, para ir cultivando este crecimiento en el que estamos. Evidentemente el resultado no es bueno, perdemos el partido y siento que nos faltó un poco más de resistencia en el segundo tiempo. Fue un partido dinámico, los cambios de México nos hacen diferencia, principalmente por los costados.

Se define prácticamente en un penal y hubo situaciones para México.

Hicimos algunas variantes y en el contexto general del partido, para nosotros fue por momentos, por momentos estuvimos más cómodos que en otros y el empuje de México al final fue más y esas variantes nos faltó contenerlas de mejor forma.

— ¿Sorprendió el manejo del balón de México?

Por tradición México siempre ha tenido la característica de tener buena posesión, buen manejo de centrales, de volantes, tienen buena movilidad. Algunas veces la movilidad no es tan perjudicial cuando es en el primer cuarto de cancha y ahí no nos interesaba mucho presionar, sí cuando entraban en nuestro campo.

México tiene buenos jugadores y siguen intentando. Nosotros, el plan del partido lo variamos. Empezamos con un sistema que luego lo variamos. Nos comenzó a dar mejores resultados el segundo sistema, ya nos sentíamos más cómodos y concretamos mejor la segunda línea del medio campo y tuvimos llegadas.

Si bien es cierto México nos mueve la pelota, tuvimos posibilidades de transición, así que fue un lindo partido. Evidentemente para nosotros el resultado no es bueno.

El miércoles hablábamos de que conclusiones del resultado siempre se deja para los aficionados y las estadísticas, pero el crecimiento que va a tener este equipo es lo más importante.

— ¿Se paga el precio de intentar ser más ofensivo?

Sí, tal vez pero el tercer gol no fue producto de algo ofensivo, sino fue una situación que ya ustedes vieron, una falta al costado y un penal. Intentamos dentro de lo posible mantener dos delanteros que es un capítulo pendiente para nuestra Selección, no para este partido, sino para otras oportunidades.

Se intentó que ese segundo volante o enganche esté más cerca, casi como un 4-4-2. Sin embargo, algunas veces se tiene que meter a marcar y bueno, yo digo que se intentó.

Fuimos un equipo con sistema flexible, me refiero a que lo pudimos cambiar en cualquier momento, se pudo cambiar y al final ya mantuvimos un sistema con el que terminamos el partido.

Las variantes fueron en esta parte ofensiva, ya sacamos a los dos volantes para darles otra característica y pusimos volantes por fuera más rápidos. Fue una linda oportunidad, un lindo reto para nosotros en la parte táctica, en la parte estratégica también fue interesante y el partido se resuelve por una intensidad y una serie de variantes que nos han pesado.

— ¿Este equipo se mantendrá estable para el martes contra Colombia?

Vamos a ver cómo es la recuperación que tienen ellos, vamos a quedarnos en Monterrey este viernes, vamos a hacer entrenamiento y recuperaremos bien. El sábado viajamos y entrenaremos a la llegada. El objetivo en esta gira, a diferencia de Asia, no es variar tanto al equipo, sino darle una forma y poner a los jugadores que nuestro nuevo seleccionador tiene que ver, porque si no los ve aquí los va a ver hasta noviembre y uno nunca sabe si pueden venir o no.

— Hay jugadores que absorben en muchas ocasiones la crítica del aficionado y ese parece el caso de David Guzmán, que comete el penal. ¿Qué valoración puede hacer sobre el juego de él en los últimos partidos?

Los periodistas saben que difícilmente yo me voy referir a la situación individual de un jugador que intenta hacer lo mejor y que acierta y también tiene errores. A eso todos están expuestos.

Entiendo también de David que algunas veces esas ganas que tiene lo llevan a cometer cosas muy buenas o como esta vez, es parte del fútbol, tampoco vamos a achacarle toda la responsabilidad a él. Es un juego de conjunto y todos somos los responsables.

— ¿Qué le pareció Allan Cruz?

Lo de Allan Cruz es algo parecido a lo de David, ha tenido una buena evolución. Es intenso y me alegro mucho por este muchacho que nos puede dar cosas en el futuro.

— ¿El equipo perdió fuerza cuando México le fortaleció el ataque?

Los cambios por bandas de los volantes de México que tenían reservados, me imagino que para el partido de Chile, nos hicieron daño y la resistencia que nosotros pusimos ante eso fue casi que inmediata pero no suficiente.

Francisco (Calvo) tenía ya el partido encima, reforzamos las bandas con Rónald Matarrita y Jimmy Marín para intentar dobletear. Cristian Gamboa estaba ya cansado.

Es una característica de México que siempre tiene volantes por fuera con un buen mano a mano y tenía todavía a Lozano que no lo metieron.

Esa es la resistencia que nos costó contener en el segundo tiempo del partido y yo digo que eso es lo que nos hizo la diferencia.

Los cambios que nosotros hicimos sin desmerecernos fue para dar un poquito más de velocidad y contrarrestar eso. Tal vez nos faltó un poquito más y terminar la jugada en el último cuarto cuando teníamos nosotros para cerrar y hacer daño. Fue un partido que en el segundo tiempo fue más anímico que futbolístico porque la gente se metió más, encontraron ellos el empate y vino el penal y se convirtió en un ida y vuelta.

— ¿Esperaban un partido así por el cambio generacional de México?

Nosotros vimos a México contra Estados Unidos y vimos una presencia importante de jugadores nuevos. Esta vez igual. Cuando vi la alineación no me sorprendió pensando en que el martes juegan contra Chile y seguramente iban a reservar a los mejores jugadores contra Chile. Tenían jugadores jóvenes, con velocidad y hasta el sistema de juego lo teníamos identificado.

— ¿Qué les ha dicho Gustavo Matosas?

Con el profesor Gustavo, en la tarde llegó al hotel, nos lo presentaron, nos saludamos, nos deseó mucha suerte. Entró a saludar a los muchachos en la sesión de video que tuvimos y nada más. No hemos tenido ningún contacto de nada y seguramente esta noche hablaremos más, a ver qué conclusiones se pueden sacar.