Cristian Brenes. 12 octubre

Las oportunidades en la Selección Nacional no llegan todos los días y son pocos los jugadores que tienen hasta dos partidos para mostrarse y ganarse un puesto. Quienes están en la actual convocatoria de Rónald González, para los dos duelos contra Panamá recibieron esa anhelada opción y algunos solo tendrán un juego más para convencer.

Así tal cual lo aseguro el seleccionador, quien afirmó que en el próximo llamado de noviembre recurrirá a la mayoría de legionarios, algo que no pudo realizar en esta ocasión. Es decir, que los 22 citados actuales del ámbito local tienen un último cartucho que quemar este martes, a las 8 p. m. en el Estadio Nacional. De no cumplir, perderán por ahora el vagón de la Tricolor.

“Queremos ver dos o tres jugadores diferentes, que no estuvieron en el partido anterior. Es la oportunidad nuestra para poder verlos, porque para las fechas FIFA de noviembre pienso contar con la mayoría de legionarios que podamos traer. Es la última oportunidad para muchos de estos muchachos que han hecho un gran esfuerzo, que los hemos venido siguiendo y ojalá que lo podamos culminar con un buen partido”, manifestó el timonel en declaraciones a la Fedefútbol.

Rónald González afirma que ante Panamá muchos jugadores tendrán su última oportunidad

La Sele cayó 1 a 0 en su primera presentación frente a los canaleros, en un compromiso en el se evidenciaron problemas en la puntada final y en el volumen ofensivo. Este fue el primer fogueo en ocho meses, ya que ante la pandemia de la covid-19 fue imposible programar amistosos.

En esta ocasión Óscar Duarte fue la única figura que milita en el exterior que pudo incorporarse al combinado patrio. Mientras que González hizo debutar a siete jugadores: Minor Álvarez (30 años), Jeikel Venegas (32), Yuaycell Wright (28), Bryan López (30), Mauricio Núñez (26), Jefferson Brenes (23) y Jostin Daly 22 años

Rónald no salió del todo a disgusto con lo que hicieron sus dirigidos y añadió: “Fuimos un equipo muy superior, con respecto a la posesión de pelota, las triangulaciones, tuvimos un volumen de juego muy alto y seis llegadas claras para anotar. Además, no recibimos tantos ataques de Panamá y su virtud fue saber esperar hasta que encontraron un gol en el cierre del juego. El marcador no es bueno y nos molesta, pero estamos analizando cosas mucho más importantes ahorita, que ganar o perder”.

El estratega patrio enfrenta el gran desafío de realizar un cambio generacional y de paso trabajar a marchas forzadas para las eliminatorias mundialistas del próximo año.

Rónald González no tenía un partido de preparación desde febrero, cuando enfrentó a Estados Unidos en un duelo fuera de las fechas FIFA. Luego de ocho meses tuvo un amistoso con Panamá. Fotografía: Rafael Pacheco
Rónald González no tenía un partido de preparación desde febrero, cuando enfrentó a Estados Unidos en un duelo fuera de las fechas FIFA. Luego de ocho meses tuvo un amistoso con Panamá. Fotografía: Rafael Pacheco

La covid-19 cambió por completo sus planes y lo que en un inicio era una búsqueda de nuevos valores, se convirtió frente a las adversidades en la premura por hacer calar una idea de juego y funcionar lo más pronto posible. La Fedefútbol aún no comunica los rivales para noviembre, pero Honduras suena como una alternativa.

“Ya ganamos parte de esa posesión y de ese control, ahora necesitamos ser más punzantes y agresivos en el último cuarto de campo para anotar. El fútbol se gana con goles, nosotros no los metimos y debemos preocuparnos por traducir esa superioridad en anotaciones”, finalizó.