Esteban Valverde. 20 junio
Rodolfo Villalobos atendió a 'La Nación' en el complejo deportivo Olympiyets, donde entrena Costa Rica durante su campamento en San Petersburgo. Fotografía: Damián Arroyo.
Rodolfo Villalobos atendió a 'La Nación' en el complejo deportivo Olympiyets, donde entrena Costa Rica durante su campamento en San Petersburgo. Fotografía: Damián Arroyo.

San Petersburgo, Rusia. Rodolfo Villalobos, presidente de la Federación Costarricense de Fútbol, vive su primer mundial como cabeza del balompié de Costa Rica. El jerarca brindó una entrevista a La Nación sobre su primera experiencia, como máximo dirigente tico en el certamen del orbe.

Villalobos es claro en que no ha sido sencillo, sobre todo el comienzo del torneo por la derrota ante Serbia, pero defiende el trabajo realizado y afirma que por un marcador no se puede cuestionar el trabajo de toda una organización como la Fedefútbol.

(Video) Entrevista con el presidente de la Fedefútbol

Para el presidente, una temprana eliminación en la fecha dos del Mundial sería un golpe duro, no obstante prometió que si sucede o no de igual forma hará una exhaustiva evaluación de la parte deportiva en territorio ruso.

El jerarca también lamentó el anónimo que salió y todo lo que está intentando desestabilizar a la Nacional, comentando las ideas que había mencionado en la conferencia de prensa previa.

Villalobos añadió que este no es el momento de hablar sobre la renovación o no de Macho Ramírez en el banquillo patrio. Según el dirigente, la experiencia que está teniendo el timonel era necesaria que la viviera un costarricense. Además, recalcó que durante la eliminatoria nadie dudó del estratega.

Entre sobresaltos y sin perder la esperanza, así vive el presidente de la Fedefútbol su primera Copa del Mundo. A continuación la entrevista:

-¿Usted como cabeza de la Fedefútbol, cómo explica el primer resultado negativo?

Nosotros esperábamos que las cosas salieran bien, hay que ser sinceros, nosotros no esperábamos la derrota, pero muchas otras selecciones como Alemania tampoco se esperaban eso, Argentina no esperaba empatar contra Islandia. Eso es lo bonito del fútbol, hoy estamos con un trago amargo por esa derrota ante Serbia, pero tenemos dos oportunidades más de mostrar algo diferente, de que tenemos la capacidad, los jugadores.

"Siento que la producción futbolística y la calidad de nuestros jugadores ha sido demostrada. Uno no trabaja para perder, pero hay que entender que como hay momentos muy lindos hay otros muy amargos y hay que intentar sacar lo mejor de sí para sobreponerse".

-Del anónimo, ¿puede garantizar que todo es falso?

Es una lástima que no se hable de fútbol, es una lástima que Bryan Ruiz tuviera que hablar acá de un anónimo. A nosotros nadie nos regaló nada, estamos acá en Rusia porque el país se lo ganó y no Rodolfo Villalobos, ni Bryan Ruiz, ¡fue Costa Rica!

"Lastimosamente se dio esa bajeza y pareciera que aquí lo importante es esto. Nosotros no podemos estar perdiendo el tiempo en este tipo de cosas. Es de muy mal gusto que estemos aquí, nosotros damos la cara para dar las explicaciones, no como un cobarde que se esconde detrás de un papel".

-Pero, es difícil entender, ¿por qué cree entonces que se da esa publicación?

En Costa Rica hay mucha gente que está deseando que nos vaya mal, por sus intereses propios, por sus intereses personales, no por el fútbol o por la Selección. Así que quiero hacer un llamado en nombre de la Selección Nacional para que entendamos que no es el momento de hacer esto. El viernes tenemos un reto muy importante, así que queremos ese apoyo.

-¿Pero quienes o quién quiere ver a la Selección mal?

No sé. Pero a todos los que quieren hacernos daño les puedo decir que estamos muy fuertes, sumamente fuertes.

-Se llega ante Brasil presionados. ¿Es un fracaso no clasificar a octavos?

Yo creo que no. Vamos a esperar porque un partido no marca el camino. No clasificar no es algo que me agrade, me parece que nosotros venimos trabajando con la expectativa de pasar a una segunda ronda pero teníamos claro que esto es un deporte. Todos hacemos de nuestra parte, todos tenemos responsabilidad: la dirigencia, el cuerpo técnico, los jugadores... Juntos con un mismo objetivo es que se logran las cosas grandes.

"En ocasiones encontramos rivales con mejores condiciones, pero nosotros tenemos que tener claro que buscamos hacer nuestro mejor esfuerzo para pasar a la siguiente fase, al final si no se logra pues tendremos que hacer una evaluación de las cosas positivas y de las que no se hicieron bien".

-¿Qué es un buen Mundial para usted?

Yo creo que tener buenas presentaciones.

-Pero se tuvieron buenos fogueos, la preparación fue como nunca antes, probablemente.

Yo no puedo decir que hice mi parte y otros no. Somos un equipo y el gol de Bryan contra Italia lo celebramos todos hace cuatro años, uno tiene que estar en las buenas y en las malas. Si no se logra la clasificación a una segunda fase nos va a golpear emocionalmente a todos, pero tenemos la tranquilidad y fortaleza de que hicimos nuestro mejor esfuerzo.

"La preparación que esta Selección tuvo fue la indicada, fue espectacular, con fogueos de muy alto nivel, en el momento en que el técnico los pidió... Y si al final esto no alcanzó pues habrá que hacer la evaluación integral de lo bueno y malo".

-Desde la óptica dirigencial, ¿la satisfacción queda en que se dieron las condiciones?

Esa parte nos pone contentos a todos. La oportunidad de jugar ante Inglaterra y Bélgica fue un motivo de alegría y satisfacción, pero eso es como cuando en un examen usted es bueno en una parte, pero en otras partes falta... Debe darse un análisis. Todos tenemos una cuota de responsabilidad, esperamos que las cosas salgan bien en el cierre.

"Los resultados positivos en el fútbol son de todos, pero los negativos son huérfanos, con 18 años en el fútbol yo ya tengo claro qué es esto".

-¿Si tuviera que dar una valoración del proceso Rusia 2018 con la posibilidad de que llegue a su fin el viernes cuál sería?

Apenas llevamos un tercio del camino, pero yo creo que es el fútbol el determinante. Si nosotros hubiéramos aprovechado las dos oportunidades de gol ante Serbia, a lo mejor la historia de hoy sería otra.

"Lo que yo no puedo entender es cómo se valora todo el trabajo de una organización a partir de un marcador. Todo se trata de destruir por un resultado que estaba entre las posibilidades. Yo siento que nosotros lejos de alejarnos de los grandes nos hemos acercado. La enseñanza es que deportivamente los márgenes no existen, las selecciones que estaban abajo han crecido".

-Tomando el proceso como un todo, ¿está contento con el trabajo de Óscar Ramírez?

Es que yo he visto el trabajo de él, he visto cómo se da el trabajo con su cuerpo técnico. También he notado el respeto que le tienen los jugadores y él a los jugadores. He visto a Óscar analizando los partidos, trabaja con detalle. Obviamente no es perfecto y sigue en el proceso de aprendizaje.

"Óscar cuando es nombrado había hecho todos los méritos para ser el seleccionador nacional, al punto de que el tiempo nos da la razón porque nunca dudamos ni un instante de que estaríamos en la Copa del Mundo. Recordemos en 2005 cuando todos rezaron media hora cuando estaba terminando un juego camino a Brasil 2014 y en la fase cuadrangular hubo que ir a luchar contra todo a El Salvador.

"Veánlo como la oportunidad de que un técnico nacional por fin pueda mostrarse a nivel internacional, como lo ha hecho Keylor Navas en el Real Madrid. El tico tiene talento y nosotros hemos querido darle esa oportunidad al técnico tico.

"Recordemos que Óscar cuando le ganó a Estados Unidos y luego consiguió la clasificación, la decisión de que él estuviera acá era respaldada por todo el país... Pero bueno, a veces los resultados cambian y también la percepción. Los que estamos de cerca vemos el trabajo y no porque perdimos contra Serbia somos los peores del mundo".

-Previo al Mundial usted me comentó en una entrevista que quería a Óscar por más tiempo en la Selección. ¿Continúa con ese pensamiento?

Yo creo que eso es un tema de que las dos partes tienen que estar de acuerdo.

-Pero, ¿usted que quiere?

Hay que esperar a que pase el Mundial para hacer una valoración completa, queremos sentarnos con él para que tome sus valoraciones, nosotros las que nos corresponden también. Es muy prematuro en este momento hablar de eso, más a las puertas de los dos juegos más importantes de su proceso. Él tiene contrato hasta que termine el Mundial y ese es el compromiso. Ya tendremos un tiempo para reflexionar y ver si la continuidad es una opción o la separación.

-Con lo visto hasta ahora, ¿cómo ve el proceso que sigue a Catar?

En Costa Rica la continuidad en los mundiales ha sido muy buena desde 2002, eso dice mucho del trabajo del fútbol nacional. Yo creo que este Mundial ha sido particular porque un técnico tico se ha mostrado.

"A mí me duele escuchar a técnicos costarricenses bajarle el piso a Óscar, más bien deberían sentirse representados por él acá. No es que no se critique, porque la crítica es buena, pero cuando se usa para destruir no está bien.

"Ahora viene un periodo de evaluación después del Mundial porque por ejemplo hay jugadores que continuarán pero por un periodo corto del próximo proceso, otros deberán asumir liderazgos. Todo esto cambiará".

-¿Le da temor ese cambio?

No, porque antes todos decíamos ¿qué vamos a hacer cuando se vaya Paté Centeno? Y bueno, apareció Bryan Ruiz...

"¿Qué pasará si se va Bryan Ruiz? Bueno, Óscar me ha hablado muy bien de este muchacho Randall Leal, él probablemente comenzará a tener su oportunidad. Además los de Egipto 2009 continúan, está Gamboa, Oviedo, Guzmán, Ureña, Duarte... Viene Campbell, Yeltsin. Para Catar hay material.

"Ahora también nos preocupamos porque las selecciones menores tengan un roce importante, de hecho la sub 20 estuvo en Argentina, la Sub 17 en Perú... Eso es un trabajo que no se resalta, pero que nosotros hacemos para buscar crecer desde pequeños.

"Todas esas experiencias los hacen crecer, esa parte ciega no se expone, pero los menores nuestros tienen una cantidad de partidos internacionales importantes. El ejemplo de Ian Smith es extraordinario, por ejemplo".

Bryan Ruiz se lamenta luego del partido entre Costa Rica y Serbia. Fotografía: Damián Arroyo.
Bryan Ruiz se lamenta luego del partido entre Costa Rica y Serbia. Fotografía: Damián Arroyo.

-¿Cómo ha enfrentado usted como presidente la vicisitud de que en ocasiones preocupe más la forma de ser o el físico del técnico nacional que su desempeño en cancha?

Eso lo que me causa es una tristeza enorme porque conozco a Óscar y sé de su nobleza. Me duele por la familia, porque tiene una extraordinaria familia, él es una persona común y corriente como nosotros. Me gustaría, no sé, que ataquen la vida personal de todos a ver qué pasaría.

"Las redes sociales tienen sus cosas positivas, pero han tenido un vuelco tan negativo en la parte de ocultar a todos los cobardes de tirar basura, porque mire, yo estoy seguro Esteban de que gente que a uno lo ofende en redes se saca fotos con uno, los jugadores y Óscar.

"Cuando Óscar estaba con sobrepeso eso no lo hacía peor ni mejor técnico, pero todo el mundo lo criticaba. Yo estoy feliz de que Óscar no haya perdido su autenticidad, porque así es como debe ser. Yo no sé si es que la gente esperaba que Óscar en el Mundial saliera como Ancelotti o Zidane..."

-¿Y él cómo lo maneja?

Él es muy fuerte, se aísla. No es un tema que le gusta tocar, yo lo hablo más con la esposa y los hijos que sé que sufren mucho con esto. Por más fuerte que esté esos ataques logran incomodar y molestar... Como ser humano claro que afecta.

-¿Ya vivir un Mundial como la cabeza de la delegación de un país es diferente?

Es completamente diferente, principalmente por la responsabilidad tanto en la parte deportiva como administrativa. Nos preparamos bien para vivirlo intensamente. Como persona sin duda ha sido el momento más importante en mi carrera, clasificar una Selección a un Mundial llena de orgullo y responsabilidad.

-La parte deportiva tiene una preparación. ¿El dirigente también?

Eso uno lo logra a través de los años, yo tengo 18 años de experiencia, comencé como vocal cinco en Santos, después fui presidente, luego entré a la Federación, a Concacaf... He crecido, tengo una experiencia. En Brasil fui jefe de la delegación y toda la retroalimentación me ha permitido poner un sello diferente. Nosotros nos preparamos para enfrentar una competencia como esta.