Fanny Tayver Marín. 7 febrero
Costa Rica perdió 1-0 ante Canadá en el juego decisivo del Preolímpico. Fotografía: AP
Costa Rica perdió 1-0 ante Canadá en el juego decisivo del Preolímpico. Fotografía: AP

Los rostros de las integrantes de la Selección Femenina lo decían todo. La rabia, el dolor, la tristeza y las lágrimas invadieron a las futbolistas de Costa Rica cuando se desvaneció el sueño de ir a los Juegos Olímpicos Tokio 2020, tras perder 1-0 contra Canadá.

“Nos deja fuera un pequeño detalle”, resumió la defensora Carol Sánchez en declaraciones a Radio Columbia.

Mientras que Stephannie Blanco señaló: “Nos ha dolido demasiado, sabíamos a lo que veníamos, pero ni modo, a levantar cabeza. Veníamos entrenando fuerte estos últimos días, pero no fue suficiente, sabíamos que Canadá no sería fácil, pero a levantar cabeza, porque al menos yo estoy orgullosa de mi equipo”.

La atacante Raquel Rodríguez se sentía contrariada, porque habían pasado muy pocos minutos tras la eliminación de Costa Rica.

“En este momento la verdad es que duele pensar en el partido, lo que pasó, pero siempre damos el mejor esfuerzo, hicimos lo que pudimos, queda la sensación de que se pudo haber hecho un poco más, el resultado pudo ser diferente”, citó la goleadora de la Tricolor.

Y añadió: “Me duele que las Olimpiadas son cada cuatro años y las jugadoras no son eternas, yo quisiera que muchas de aquí estuvieran, pero no lo sé. Por dicha las jóvenes ya tienen su roce, si no alcanza, si nos faltaron 10 centímetros, la próxima tenemos que venir con 20 centímetros más en ese pique. La sensación después de un partido así es dolor, la frustración es de todos, es frustración de que no sabemos si llegará otra oportunidad, hoy estamos aquí, no sabemos si en cuatro años estará esta oportunidad”.

Priscilla Chinchilla estaba muy afectada, al considerar que “fue un gran partido de ambos equipos, se dio todo hasta el final y les quedó esa oportunidad y es muy doloroso”.

La joven delantera señaló: “Creo que teníamos un objetivo que era clasificar a Tokio, era un gran rival y demostramos que no importa qué rival sea, lo dimos todo. En algún momento nos tocará ir a los Juegos Olímpicos. De este golpe es muy fuerte salir, no es fácil decir ya pasó, cuando se entregó todo, pero llegando a Costa Rica me incorporo a la Sub-20, hay que poner los pies en la tierra, hay un Mundial Sub-20, quiero estar en lista”.

Shirley Cruz salió del camerino llorando. Ella más que nadie ambicionaba ese sueño de verse en unos Juegos Olímpicos.

“No hay palabras, es muy doloroso. Nosotras luchamos hasta el final y quedar fuera por un gol es doloroso. Se ha ido mejorando. Hace cuatro años quedamos fuera por 3-1, ahora por 1-0 y hay que ver cómo hace uno para pasar este dolor”, señaló la capitana.

Dijo que el partido era muy táctico, “pero fue un error, estuvimos muy concentradas, pero un error nos deja fuera. Hay jóvenes para que aprendan y para las de experiencia lo que queda es ver que estamos trabajando y que quizás ellas sí lo disfruten, pero lo dimos todo. El sueño quedó ahí, a nadie le gusta perder, pero el equipo no bajó la cabeza".

Shirley añadió: “Yo lo tomo como una de las referentes, hay una generación a la que le tocó llevar palo, es parte del proceso y tal vez las jóvenes sí lo disfruten, o que se abra una plaza extra, porque ahora es cerrado con solo dos y que esto sirva de lección para las jovencitas, ahora que venga el Mundial Sub-20”.

¿Fue el último partido de la gran referente del fútbol femenino con la Selección Nacional? Ella confesó que aún no ha tomado la decisión, pero que al menos en el campeonato nacional si continuará jugando con Liga Deportiva Alajuelense.

“Tengo que analizarlo en frío, sé que mi pasaje se está acabando, físicamente también, pero voy a tomarme mi tiempo, prefiero no decir nada, porque hablar con las emociones no es bueno, hay que salir de esto y luego pensar en el futuro. He tratado de ir preparando mi carrera después del fútbol, prefiero vivir este momento triste y luego decidir qué hacer”, reiteró Cruz.

* Declaraciones brindadas a Radio Columbia.