Agencia AP. 18 junio

ST. PAUL, Minnesota, EE. UU. (AP) — Luego de 14 meses de sufrimiento y sin conocer la victoria, Panamá se olvidó de su calvario y comenzó su participación en la Copa Oro de manera alentadora, tras imponerse 2-0 sobre Trinidad y Tobago.

Con tantos de Armando Cooper y Édgar Bárcenas, los canaleros se sacudieron una racha de 14 partidos al hilo sin ganar (11 derrotas y tres empates). Los panameños no celebraban desde el 17 de abril del 2018, cuando triunfaron precisamente en su visita frente al mismo rival de este martes.

Luego de un primer tiempo donde abundaron las precauciones y las faltas, Cooper encontró un pase adelantado en el área a los 52 minutos. El mediocampista, quien milita en el Maccabi Peta-Tikvah de la segunda división israelí, realizó una maniobra que le permitió sacudirse de la marca de Levi García y evitar el achique del arquero Marvin Phillip, antes de definir cruzado y casi sin ángulo de tiro.

El panameño Édgar Bárcenas (10) marcó el segundo gol de su selección, en el gane 2-0 frente a Trinidad y Tobago. Alberto Quintero (19) festejó con Bárcenas tras el tanto. Fotografía: Hannah Foslien / AFP.
El panameño Édgar Bárcenas (10) marcó el segundo gol de su selección, en el gane 2-0 frente a Trinidad y Tobago. Alberto Quintero (19) festejó con Bárcenas tras el tanto. Fotografía: Hannah Foslien / AFP.

Bárcenas amplió la ventaja en el 68’, cuando aprovechó una serie de rebotes dentro del área. Phillip realizó una buena atajada a un disparo de media distancia, pero el balón quedó a merced del volante, quien disparó de derecha.

Con los tres puntos, la selección canalera quedó provisionalmente en la cima del Grupo D, a la espera del resultado entre el anfitrión Estados Unidos y Guyana, que se enfrentaban más tarde como parte de la doble cartelera en el Allianz Field de St. Paul.

Panamá, que hace un año se encontraba disputando el Mundial por primera vez en su historia, encara la Copa Oro con un nuevo técnico, su exgoleador Julio Dely Valdés. Además, pasa por un cambio generacional, ya sin referentes de la histórica clasificación mundialista, como Blas Pérez, Felipe Baloy, Luis Tejada y Jaime Penedo.

Por ahora, el comienzo ha sido esperanzador.