Por: Esteban Valverde.   18 junio
Óscar Duarte y un David Guzmán bañado en lágrimas saludan a los aficionados que acompañaron a la 'Sele' frente a Serbia. Fotografía: Damián Arroyo
Óscar Duarte y un David Guzmán bañado en lágrimas saludan a los aficionados que acompañaron a la 'Sele' frente a Serbia. Fotografía: Damián Arroyo

San Petersburgo, Rusia. Yo defiendo a David Guzmán. Todo el país en redes sociales se le ha venido encima una y otra vez por la falta que a la postre terminó en el gol de Serbia, durante el debut mundialista en Rusia 2018... Y sí hay un fallo, no obstante el culpable de no tener respuesta ante un gol en contra no es él.

Una falta puede darse al minuto de juego o en el minuto 90, y creo que es obvio que Guzmán comete la infracción en el claro afán de enmendar su error: la pérdida de la pelota en la media cancha. Intentó alcanzar al rival, llegarle, pero cuando vio que lo sobrepasaron no le quedó otra más que agarrarlo.

Kolarov es un gran jugador, un futbolista con una pierna izquierda privilegiada, pero como entró esa pelota y dónde entró son disparos que pasan una vez cada 10; la mala suerte para Costa Rica es que este fue el positivo para el serbio.

Es cierto, el gol fue un golpe para Costa Rica, pero lo más preocupante es el grave fallo que este problema reveló: si a Costa Rica le anotan parece quedarse sin las variantes para encontrar una ocasión clara para marcar.

¿No es cierto? Y entonces ¿por qué Cristian Gamboa miró al cielo frustrado, en el cierre del juego, al ver que el equipo no encontró el camino?

Yo le doy mérito a la Sele que cuando estuvo contra la pared lo intentó, pero sin ruta trazada... Por las bandas no encontró espacios, tampoco pudo en el uno contra uno y menos se crearon opciones en el juego aéreo.

David Guzmán no es un mal futbolista, de hecho ante Serbia hizo un primer tiempo muy correcto. Aplicado en la marca y preciso en los movimientos de la media cancha: cubrió bien los espacios que quedaban entre la línea defensiva de cinco hombres y cuando pudo intentó que la pelota circulara de un lado a otro para buscar desahogar la defensa.

No le tocó sencillo, porque aunque Serbia no tiene un jugador referencia de gran habilidad como 10, ellos tienen un contención de primera categoría que no tiene problema en subir, bajar, chocar y buscar el marco contrario... Por algo Nemanja Matić es el titular del Manchester United.

(Video) Costa Rica pierde 1-0 ante Serbia en su arranque en el Mundial

El debut para el jugador del Portland Timbers no fue el deseado por una acción, es más, él mismo todavía tiene el partido en la mente; les puedo garantizar que durmió poco imaginando la jugada una y otra vez... Su sentimiento de culpabilidad es notorio... ¿No creen que es suficiente castigo, el que él mismo se está dando?

Detrás de él hay una madre, también una esposa, hay hijos... Aunque él no esté ya en redes sociales, ellos sí. Solo piense usted si encuentra una serie de insultos sobre su papá, esposo o hijo... ¿cómo se sentiría?

La crítica, con respeto es el más sano de los ejercicios y como ejemplo pongo a mi colega Gustavo López, quien en la gira previa enfrentó de esta forma a Christian Bolaños; pero ya cuando se pasa esa línea, el fallo cambió de lado y el criticado pasa a ser víctima de argumentos sin sentido.

Sin duda, David después de esta experiencia ya aprendió que un balón en media cancha no se sostiene tanto y se entrega rápido, si no se expone nuevamente a una situación como la que enfrentó ante Serbia... Ya él se ha condenado lo suficiente: sus lágrimas luego del juego lo denotan, como para que todos sigan haciendo fiesta.

Este Mundial será inolvidable para el volante porque también, aunque en este momento no lo note, lo está haciendo crecer en madurez como persona; tal vez retraerse no es el camino para sacar ese dolor que lleva adentro, pero fue el camino que escogió. Se le respeta el luto interior, el silencio ante los micrófonos y en las redes, pero la página hay que pasarla porque el Mundial continúa y él todavía está en competencia.