Esteban Valverde. 29 agosto
Jonathan Moya es el fichaje más rentable de Alajuelense para el presente certamen, desde la jornada uno el atacante ha marcado diferencia. Fotografía: Rafael Pacheco
Jonathan Moya es el fichaje más rentable de Alajuelense para el presente certamen, desde la jornada uno el atacante ha marcado diferencia. Fotografía: Rafael Pacheco

Ser el delantero centro de Alajuelense se convirtió en los últimos tiempos en un verdadero martirio para los atacantes, no porque les paguen mal, tampoco porque no tengan minutos, sino porque se vuelven invisibles para el cuerpo técnico de la Selección Nacional, sin importar quién esté a cargo.

Así le sucedió a Jonathan McDonald, a quien de nada le valieron los 31 goles anotados en la temporada 2017 - 2018 (es decir, dos torneos cortos). Nunca fue tomado en cuenta por Óscar Ramírez, pese a ser el delantero más constante en las redes en Costa Rica. Este mismo camino parece seguir Jonathan Moya.

El principal refuerzo de Alajuelense para el Apertura 2018 no fue convocado por Rónald González para los amistosos de la Sele contra Corea del Sur y Japón, sin importar las cuatro celebraciones que lleva en seis cotejos. Si hablamos de constancia, Moya marcó 12 tantos en la temporada pasada, sin ser estelar indiscutible debido a que contaba con hombres como Ariel Rodríguez y David Ramírez, en su puesto.

Jonathan aporta cualidades diferentes a las que tienen los otros futbolistas convocados. El atacante erizo es más de área, un pívot en todo el sentido, acostumbrado a chocar y pelear, imponente en el juego aéreo y con una técnica buena para definir si le toca hacerlo con los pies.

Mayron George es potencia y fuerza, Joel Campbell es picardía, David Ramírez movilidad y Daniel Colindres destaca por su uno contra uno... Como les comenté, características diferentes a las del ’28′ manudo.

Un punto no menos importante es que el rojinegro es titular indiscutible en su club, situación nada despreciable.

Claro que es complicado que Jonathan McDonald reciba el chance, no por su rendimiento sino por sus 30 años; sin embargo, este dato en el caso del otro Jonathan no aplica porque apenas tiene 26 años.

De esta forma, no se entiende cómo Moya no recibe un chance en el plantel costarricense.

Hay otros nombres que también pueden ser interesantes para un nuevo proceso, empero, están sin ritmo de competencia como Luis Sequeira, quien responde bien como lateral derecho y volante contención.

La Selección Nacional es un premio al nivel individual. De esta forma llegan hombres como Jonathan Martínez, Allan Cruz o Luis José Hernández, quienes sin importar las condiciones de su equipo se colaron en el llamado. Por ejemplo, el tan cuestionado Herediano, silbado por su afición en el último duelo ante Cartaginés metió a Cruz, por su buen rendimiento en el césped.

Alajuelense sí tiene hombres para ser seleccionados en sus filas, Moya y McDonald son en la actualidad sus principales cartas de presentación, pero parece que vestir la rojinegra les impide a los arietes soñar con la Tricolor.

(Video) Nación Deportiva: ¿Aciertos y desaciertos de la convocatoria de la Sele?