Daniel Jiménez. 11 julio

El nuevo modelo de clasificación de la Concacaf para la Copa del Mundo Catar 2022 modificará la manera en que Costa Rica buscará sus siguientes amistosos.

El propio Gustavo Matosas, seleccionador nacional, adujo que se tuvo una reunión al respecto con Rodolfo Villalobos, presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), y la dirección de selecciones nacionales.

El seleccionador nacional Gustavo Matosas (izquierda) conversa con el jugador Óscar Duarte (derecha). Foto: Rafael Pacheco
El seleccionador nacional Gustavo Matosas (izquierda) conversa con el jugador Óscar Duarte (derecha). Foto: Rafael Pacheco

“Justamente la reunión que tuvimos por la mañana era para ver temas de posibles fogueos, pero estábamos conversando hasta cuándo vamos a esperar para definir los últimos amistosos, sobre todo viendo cómo va la puntuación en el ranquin y la necesidad del equipo de jugar, así como de sentirse activo”, comentó Matosas en un comunicado de prensa de la Fedefútbol.

La Nacional solo tiene confirmado el amistoso frente a Uruguay en setiembre, aunque aún se busca un rival para disputar otro encuentro.

De esta forma, procuran darle una mayor relevancia a los partidos de fogueo. “Sin duda se le tiene que dar más importancia a los fogueos y a la Liga de Naciones, por lo que buscaremos ganar la mayor cantidad de puntos”.

Además, el uruguayo explicó que estar sembrados en la hexagonal es positivo porque ya está adentro de la última fase para el Mundial, pero también es negativo porque no disputa partidos eliminatorios antes de esta ronda de competencia.

“Nunca se sabe si es beneficioso el evitar la primera fase, porque lo que te va dando un buen rendimiento es ir partido a partido, pero bueno lo que nos toca es la hexagonal y que bueno que Costa Rica está adentro. Yo estoy contento porque se apuesta a la constancia y eso es muy bueno para el país”, añadió.

También consideró que es apoyar la constancia que ha tenido una selección en los últimos años, pues las primeras seis selecciones del ranquin irán a la hexagonal.

“Lo que ha hecho la Concacaf es apostar a la constancia, no solo de un año, sino de cuatro, que le permitiría a Costa Rica poder disputar la hexagonal final”, concluyó.