Esteban Valverde. 25 mayo
El defensor Michael Umaña, hoy jugador del Comunicaciones de Guatemala, estuvo presente esta noche en una actividad de los empresa Dipo, que distribuye los álbumes Panini. Fotografía: Mayela López
El defensor Michael Umaña, hoy jugador del Comunicaciones de Guatemala, estuvo presente esta noche en una actividad de los empresa Dipo, que distribuye los álbumes Panini. Fotografía: Mayela López

Michael Umaña, quien protagonizara el momento cumbre del fútbol costarricense, al anotar el lanzamiento de penal que clasificó a la Selección a los cuartos de final del Mundial Brasil 2014, anunció hoy que se retira del combinado patrio tras la desilusión por quedar al margen de la lista para el Mundial de Rusia 2018.

Umaña, hoy defensor del Comunicaciones de Guatemala, comentó esta noche, durante una actividad de los empresa Dipo, que distribuye los álbumes Panini, que su ciclo en la Tricolor llegó a su fin y que ahora se concentrará en su nuevo club y el cierre de su carrera deportiva.

“La Selección Nacional es un tema cerrado para mí. Tenía el sueño de retirarme en Rusia 2018, pero son cosas que pasan y ahora debo pasar la página, la vida continúa y le deseo lo mejor al grupo, a los compañeros y espero que hagan un buen mundial”, comentó Umaña.

El exdefensor de Carmelita, Herediano, Liberia, Alajuelense, Saprissa y Cartaginés, así como varios clubes en el extranjero, comentó que trató de tomar con madurez su no inclusión en el grupo que representará a Costa Rica en la Copa del Mundo, aunque es claro que fue un momento amargo en su carrera deportiva.

“La verdad era algo que podía suceder (no estar en la lista a Rusia), era una posibilidad. Lastimosamente sucedió. Siempre soñé estar en ese Mundial después de Brasil 2014. Hice gran parte del camino, pero al final no se dio. Hay que asimilarlo, tener la madurez y la verdad me voy tranquilo, con la frente en alto porque lo di todo con la Selección”, agregó Umaña.

Mundialista en Alemania 2006, Brasil 2014 y además participó en los Juegos Olímpicos de Atenas, Grecia en 2004, sumó 103 partidos con la escuadra patria y además anotó un gol.

A principios de año Michael dejó el fútbol de Irán (Pars Jam Bushehr ) no solo por aspectos contractuales, sino también pensando en tener una opción mayor de estar en el grupo que escogiera finalmente Ramírez.

“Me vine de Irán porque sobre la marcha quisieron cambiarme algunos términos del contrato y no lo permití, por lo que me vine al país y el Cartaginés me abrió las puertas. En parte fue también buscando una opción para estar en la lista definitiva, pero las cosas no terminaron como hubiese querido. Aún así estoy agradecido con el cuerpo técnico que me brindó la mano”, dijo Umaña.

El defensor indicó que está tranquilo porque hizo lo que estaba a su alcance para estar en la Selección, pero se debe aceptar la decisión de Dios.

“Uno siempre está esperanzado en una convocatoria. Uno siempre quiere estar en un Mundial, ya fuera que participó en uno o en dos, siempre quiere repetir, por lo que es difícil asimilarlo, pero como dije, la vida continúa y toca aceptarlo”, añadió Umaña.

Por su parte, el volante Celso Borges indicó que Umaña fue una de las grandes figuras del combinado nacional y si hoy anuncia que no volverá a vestirse con la casaca nacional es algo muy personal.

“Michael siempre estará en la historia del fútbol costarricense. Es una persona sumamente importante, sabe que tiene el respeto de sus compañeros y colegas, compartimos alegrías y tristezas con él en la cancha y de seguro no volver a la Selección es una decisión, pensada y meditada”, comentó Borges.