Esteban Valverde. 9 junio
Rónald González en una conferencia de la Selección Nacional en abril pasado. Fotografía: Rafael Pacheco
Rónald González en una conferencia de la Selección Nacional en abril pasado. Fotografía: Rafael Pacheco

Rónald González quedó fuera del banquillo de la Selección Nacional luego de la goleada recibida ante Estados Unidos, de 4-0, en un fogueo disputado este miércoles.

Llegó al banquillo de la Selección en setiembre del 2019. Desde entonces el estratega disputó 14 compromisos como seleccionador, por lo que pudo crear alineaciones, buscar un sistema e intentar consolidar una idea.

González, no obstante, no pudo ganar confianza a nivel de afición, debido a que su gestión no contó con los resultados esperados, al punto que todo el 2021 su puesto fue cuestionado.

¿Cuáles fueron las fallas por las que González tuvo una gestión turbulenta como cabeza del plantel patrio?

Su rendimiento. Sin duda, la principal piedra en el zapato de Rónald González fue el pésimo rendimiento que tuvo como cabeza del cuadro costarricense.

De los 14 partidos disputados solamente pudo ganar uno, empató siete y perdió seis. La estadística es cruda al señalar que apenas tuvo un 23,8% de rendimiento al mando de Costa Rica.

Si se le pusiera puntaje a todos los duelos de la era González, el estratega apenas tendría 10 unidades de 42 posibles.

Alineación indefinida. Rónald González llegó al banco de Costa Rica con la clara intención de comandar al equipo rumbo a Catar 2022, pero además se le encomendó la difícil tarea de hacer el cambio generacional en el equipo.

De esta forma, el DT lidió con la responsabilidad de introducir en las alineaciones a futbolistas que inician su proceso de madurez deportiva y que vienen saliendo de los procesos menores.

González buscó la manera de darle minutos a la generación Sub-23 que no consiguió el boleto a Tokio 2021.

El timonel no logró encontrar una alineación estable, por lo que no pudo perfeccionarla.

Por ejemplo, en pareja defensiva Rónald utilizó a Kendall Waston con Francisco Calvo, también a Francisco Calvo con Giancarlo González, probó con Óscar Duarte y Francisco Calvo y en el amistoso con Estados Unidos incluyó a Aarón Salazar.

Por la banda derecha, el técnico intentó con Cristian Gamboa, Ricardo Blanco y Keysher Fuller, por izquierda buscó soluciones con Bryan Oviedo, Joseph Mora y Rónald Matarrita.

De igual forma fueron los experimentos en la zona medular, donde se inició con Allan Cruz y Celso Borges, pero luego se probó con Yeltsin Tejeda como acompañante de Borges y también se tomó en cuenta a Bernald Alfaro. En este sector también Marvin Angulo tuvo su chance.

La inestabilidad fue tal que días previos al ‘Final Four’ de Liga de Naciones el estratega coqueteó con el argentino del Saprissa, Mariano Torres.

¿La delantera? En este punto, Rónald no logró encontrar su hombre gol. El timonel probó con Jonathan Moya, también con Jostin Daly y al que más ha intentado consolidar es a Felicio Brown.

Con el combinado patrio Brown acumula 221 minutos, mientras que Daly tiene 118 y Jonathan Moya posee 193.

Al final, el estratega en el último torneo apostó por Joel Campbell como su centrodelantero; él hizo una diana ante Honduras en el juego por el tercer puesto.

Ocho goles anotó Costa Rica en 14 enfrentamientos a cargo de González, es decir, un promedio de 0,57 por partido.

Cambio generacional. En este aspecto, González intentó buscar ese rejuvenecimiento del cuadro costarricense.

En las convocatorias del exmundialista de Italia 1990 se incluyeron nombres como Rándall Leal, Luis Díaz, Bernald Alfaro, Allan Cruz y al final se metieron otros como Aarón Salazar, Barlon Sequeira y Alonso Martínez.

El DT decidió conservar una base con hombres como Leonel Moreira, Óscar Duarte, Celso Borges, Bryan Ruiz y hombres de una edad intermedia como Joel Campbell y Yeltsin Tejeda, entre otros.