Juan Diego Villarreal. 13 noviembre, 2020
El delantero catarí, Akram Afif, disputa el balón con el volante Celso Borges, en el duelo que Costa Rica y Catar igualaron 1-1. AFP
El delantero catarí, Akram Afif, disputa el balón con el volante Celso Borges, en el duelo que Costa Rica y Catar igualaron 1-1. AFP

El ansiado grito de gol llegó por fin para Costa Rica, después de 361 días, con el tanto del empate 1-1 ante Catar, obra del ariete del León de México, Joel Campbell.

La última anotación que había celebrado la Sele fue el pasado 17 de noviembre del 2019, cuando el defensor Francisco Calvo marcó al minuto 27 en el empate 1-1 contra Haití, por la Copa de Naciones, en el duelo celebrado en el Estadio Nacional.

De acuerdo con el periodista y estadígrafo, Christian Sandoval, el conjunto nacional tuvo que esperar 400 minutos para batir a un guardameta contrario.

Para la Tricolor es el primer compromiso que no pierde en el año, luego de caer 1-0 frente a los Estados Unidos en febrero pasado y caer en doble partido ante Panamá, ambos con marcador de 1-0 en el Estadio Nacional y finalmente el amistoso ante Catar (1-1).

El volante Celso Borges indicó que le gustó la intensidad que mostró el equipo y la disposición del plantel para ir en busca del partido y lograr la paridad.

“Salimos satisfechos porque se le hizo un buen partido al campeón de Asia. Evidentemente cuando jugamos bien estamos seguros que las cosas se pueden hacer mejor. Me gustó la intensidad que le metimos al juego. En el segundo tiempo Rónald (González) nos pidió que profundizáramos más con la pelota. Ellos eran rapidísimos, pero logramos controlarlos y me siento orgulloso de lo que hizo el equipo”, comentó Borges.

De acuerdo con las estadísticas del entrenador y analista Jorge Lobo, nuestro país en el primer tiempo realizó un total de 218 pases efectivos. De los cuales el 58% fueron en zona defensiva. Mientras 19 pases efectivos (9%) fueron en el último cuarto de cancha.

Para el segundo tiempo el total de pases efectivos fueron 398. El 57% fueron en zona defensiva, mientras tanto en ofensiva fueron 47 (12%) se desarrollaron en el último cuarto de cancha, con lo cual la efectividad en ataque fue mayor y de allí se observó una mejora en el accionar del seleccionado.

Sin embargo, aunque por fin el gol llenó la boca de los seleccionados, la victoria se hace esquiva para el cuadro nacional que no gana desde el 14 de noviembre del 2019, cuando derrotó 2 -1 a la representación de Curazao, por la Copa de Naciones.

Desde entonces se disputaron cinco compromisos con tres derrotas y dos empates, con cinco goles con contra y solos dos a favor.

La Selección volverá a la acción el próximo lunes 16 de noviembre cuando se enfrente al País Vasco, en España, en su último partido de un año atípico debido a la pandemia de la covid-19. El encuentro será a la 1:45 p. m.