Esteban Valverde. 30 marzo
Hirvig Lozano le ganó el duelo aéreo a Kendall Waston para darle a México la victoria sobre Costa Rica. Fotografía: Federación Mexicana de Fútbol
Hirvig Lozano le ganó el duelo aéreo a Kendall Waston para darle a México la victoria sobre Costa Rica. Fotografía: Federación Mexicana de Fútbol

La Selección Nacional hizo un partido bueno. La Selección Nacional jugó bien por lapsos del enfrentamiento frente a México. La Selección Nacional pudo anotarle a México. La Selección Nacional tuvo destellos importantes de jugadores como Joel Campbell, Bryan Ruiz, Felicio Brown. La Selección Nacional mostró una mejor versión de cara a la fase competitiva del año, no obstante un descuido echó todo a perder.

La mala marca del combinado patrio en una acción de táctica fija puso una enorme nube sobre todo lo bueno que hizo el cuadro patrio y de esta forma el sinsabor en la boca de la Tricolor continúa. Al aficionado en ocasiones le importan poco las cosas buenas o malas que se hicieron en un cotejo; al final, es el resultado. Y en ese punto, Costa Rica perdió.

El cuadro dirigido por Rónald González sumó un mal resultado más en su preparación para la final de la Liga de Naciones, la Copa Oro y el arranque de la eliminatoria rumbo a Catar 2022. El ‘Equipo de todos’ cayó frente a México 1 a 0, en un partido amistoso jugado en Austria.

Durante 88 minutos, el conjunto tico mostró muy buenas acciones. La Selección dio ejemplo con su orden defensivo y supo replegarse, cuando el rival lo exigió, para no sufrir pese a no tener la pelota en gran parte del cotejo.

Bryan Ruiz cumplió una función de mixto, mientras que Allan Cruz intentó comerse la media cancha. En ataque, la buena labor de Joel Campbell con sus destellos puso en aprietos a los aztecas y permitió descansar a la zona defensiva. Por su parte, Felicio Brown fue al choque, sacó faltas y supo pivotear en diferentes momentos.

Por las bandas el trabajo defensivo fue correcto. Bryan Oviedo y Keysher Fuller lidiaron con dos pruebas de fuego: Hirving Lozano y el Tecatito Corona; ambos ticos controlaron las embestidas con apoyo constante de Kendall Waston y Francisco Calvo.

Es cierto, hubo 10 minutos de la parte complementaria en que Costa Rica lució mal, sobre todo ante el cansancio de Cruz, quien por su desgaste empezó a quedar rezagado en la zona medular. En ese tiempo, México castigó con fuerza y reventó dos balones en los palos y provocó un paradón de Keylor, sin embargo se sostuvo la sacudida del rival.

Costa Rica contaba con aplomo atrás, empero, un tiro de esquina en el que Cruz dejó perdida la marca de Lozano y Luis Romo pivoteó para poner a Lozano de cara a gol se trajo todo ese desempeño abajo.

El ‘Chucky’ se metió al área pequeña y ante la sombra de Kendall Waston cabaceó y dejó sin reacción a Keylor Navas.

La diana provocó que Francisco Calvo se quedara reflexionando en el centro del campo, la desazón de un Joel Campbell agotado por el esfuerzo y una cara de Rónald González totalmente seria y con ceño fruncido.

El resultado mantiene a Costa Rica entre dudas de cara a la parte del año más importante, porque más allá de la derrota, al final uno recuerda la carencia de ofensiva, de oportunidades de gol y la falta de victorias, por ende falta de confianza.

Costa Rica fue un buen equipo defensivamente hablando, pero en ataque dependió en demasía de las individualidad de Joel. Al final, perdió porque su contrincante propuso más, fue tanto al área contraria que la insistencia llevó al error. Al final un descuido golpeó la esperanza de una Selección que dio la sensación de mejorar. Con una derrota, de eso nadie se acuerda.