Steven Oviedo. 24 junio
Steeven Saba intenta realizar un pase ante la marca de Rónald Matarrita en el juego entre la Selección Nacional y Haití. FOTO: AFP
Steeven Saba intenta realizar un pase ante la marca de Rónald Matarrita en el juego entre la Selección Nacional y Haití. FOTO: AFP

Gustavo Matosas cambió toda su zona defensiva para el juego ante Haití, con respecto a lo que había presentado ante Nicaragua y Bermudas; pero llamaba la atención la incorporación de Keysher Fuller y Rónald Matarrita por los costados.

Los dos laterales iniciaron con buen nivel el partido ante los haitianos, pues tenían libertad de pisar la zona ofensiva.

Fuller se estaba comiendo el costado derecho, tenía mucha profundidad y se conjuntaba muy bien con Joel Campbell, con quien tenían la capacidad de intercambiar funciones para defender y atacar de muy buena manera.

En el caso de Rónald Matarrita no tenía tantas incorporaciones al ataque como Fuller, pero realizaba un partido muy aceptable, ayudando a Francisco Calvo en defensa y sumando por el lado de Rándall Leal.

La actuación de ambos jugadores empezaba a generar el cuestionamiento sobre cuáles deben ser los titulares en esta posición, pues en los primeros juegos Gustavo Matosas se decantó por Christian Gamboa y Bryan Oviedo.

Oviedo y Gamboa han sido los dueños absolutos de los costados de la Selección Nacional desde el proceso de Brasil 2014 hasta Rusia 2018.

La segunda parte fue desastroza para Costa Rica, de un gran primer tiempo pasó a ser uno de los peores momentos desde que llegó Gustavo Matosas.

“Se nos complicó por las acciones que tuvimos y no concretamos. De ahí Haití tomó fuerza en el compromiso y perdimos el partido”, detalló Keysher Fuller en declaraciones a Teletica Deportes.

Matarrita fue protagonista negativo en la segunda parte, pues perdió la pelota en media cancha con que los haitianos montaron un contragolpe y Francisco Calvo cometió una falta de penal que le dio la paridad a los caribeños.

En el segundo gol de Haití, Matarrita fue incapaz de despejar la pelota que le venía a los pies, pero al no hacerlo dejó que Djimy Bend Alexis fusilara a Leonel Moreira.

Fuller empezó a dejarle muchos espacios por su lado y Giancarlo González quedó mano a mano en varias oportunidades, que si no es por Leonel Moreira se pudo ver más reflejado en el marcador.

“Hay que mejorar esos detalles, estamos empezando un proceso y esos detalles no nos pueden pasar nuevamente contra México. Más allá de lo individual hay que pensar en lo grupal que es lo más importante”, añadió Fuller.

La tendencia a la baja en los segundos tiempos se ha presentado en los partidos que ha dirigido Gustavo Matosas al frente de Costa Rica.

En su primer amistoso, Estados Unidos le gana el duelo en el segundo tiempo con anotaciones en los últimos diez minutos de partido, luego de haber realizado una aceptable etapa inicial.

Contra Perú se dio una situación similar, ya que el tanto de Cristian Cueva se dio al 53’ y la Sele no tuvo capacidad de reaccionar.

Ante Nicaragua se bajó la intensidad luego de irse al descanso con un 3-0 y este lunes contra Haití la tónica se volvió a presentar.