Cristian Brenes. 14 junio

Jimmy Marín, Gustavo Matosas y la Federación Costarricense de Fútbol dieron sus versiones, ante la salida abrupta del futbolista previo a participar con la Selección en la Copa Oro. Sin embargo, el tema aún no está cerrado y aún se debe definir si hay castigo o no sobre el jugador.

Marín expuso que no le dieron permiso para viajar a Israel y pasar pruebas médicas con el Hapoel Be’er Sheva F. C., mientras que Matosas y la Fedefútbol niegan esto y recalcan que simplemente comunicó su decisión de irse.

Jimmy Marín realizará las pruebas médicas este fin de semana, con el Hapoel Be’er Sheva F. C. de Israel. Fotografía: Albert Marín.
Jimmy Marín realizará las pruebas médicas este fin de semana, con el Hapoel Be’er Sheva F. C. de Israel. Fotografía: Albert Marín.

Ante esta situación se le pidió a la Dirección de Selecciones Nacionales que elaborara un informe, mismo que presentará este viernes en la mañana ante el Comité Ejecutivo. Este ente decidirá si eleva o no el caso ante el Tribunal Disciplinario.

Es decir, en esta sesión no se le impondrá ningún tipo de pena. Lo más probable es que se traslade todo al Disciplinario, donde se determinará lo que pase con el mediocampista.

“No es el Comité Ejecutivo el que sanciona. A nosotros nos llega la notificación del Departamento de Selecciones, lo conocemos y mañana (viernes) decidimos si se pasa o no al Disciplinario, que es el ente encargado de esto”, señaló Rodolfo Villalobos, presidente de la Federación.

Más allá de que Villalobos no adelantó alguna medida, todo apunta a que vendrá un castigo sobre el mediocampista de 21 años por marcharse sin permiso y a cuatro días de debutar en un torneo oficial del área.

La Selección no puede reponer la plaza de Jimmy y esto hizo que Matosas mostrara todo su malestar. Pese a esto afirmó que no recomendará ninguna pena para el jugador; dejará todo en manos del Ejecutivo.

“Mi recomendación no es ninguna. Lo que charlamos es que el Comité va a tomar su decisión. Yo siempre trato de buscar y dar una solución. Lo que hoy me incomoda mucho es tener un lugar para 23 y tener que llegar con 22, pero no me quejo, es lo que hay. A Jimmy le deseo lo mejor porque es un buen tipo. Es una mala decisión, nada más, pero ahora estoy enfocado en el partido”, destacó Matosas.

El caso de Marín durará unos días más en resolverse, pero todo indica que no quedará impune.