Cristian Brenes. 12 octubre

En medio de las turbulencias que atraviesa la Selección de Costa Rica con el cambio de entrenador y su rendimiento irregular, figuras emergentes dan destellos alentadores para encontrar una ruta de vuelo más segura. José Guillermo Ortiz, Dylan Flores y Ariel Lassiter tuvieron lapsos muy aceptables ante Haití, en el debut de Rónald González.

Ortiz y Lassiter estuvieron en el proceso anterior con Gustavo Matosas, pero ninguno contó con regularidad y sus participaciones fueron intermitentes. José Guillermo apenas disputó 70 minutos de 720 posibles con el uruguayo, mientras que Ariel apenas 53. Por su parte, Flores tan siquiera fue tomado en cuenta.

Sin embargo, con González el atacante de Millonarios fue estelar, mostró mucha movilidad, sacrificio y anotó. Por su parte, Dylan ingresó al inicio de la etapa complementaria, fungió como creativo y dio buenas respuestas al buscar la redonda, asociarse e intentar generar con sus compañeros. Finalmente, Lassiter entró en el 69′ y este tiempo le bastó para tener dos mano a mano, uno de ellos se estrelló en el vertical.

Rónald González tuvo dos entrenamientos más para enfrentar a Curazao en la Liga de Naciones de Concacaf. El seleccionador trabaja a marchas forzadas en una semana en la que efectuó cinco prácticas y realizó dos viajes con el grupo. Fotografía: Alonso Tenorio.
Rónald González tuvo dos entrenamientos más para enfrentar a Curazao en la Liga de Naciones de Concacaf. El seleccionador trabaja a marchas forzadas en una semana en la que efectuó cinco prácticas y realizó dos viajes con el grupo. Fotografía: Alonso Tenorio.

El rendimiento de los tres les da muchas opciones de ser titulares este domingo frente a Curazao, en el Morera Soto a las 6 p. m. La segunda fecha de la Liga de Naciones de Concacaf se presenta como una oportunidad de oro para que estas tres figuras ratifiquen que son alternativas reales de recambio y que están listas para asumir un papel más importante en la Nacional.

“Para eso son estos partidos, para ver qué opciones tenemos y quién nos puede funcionar. Dylan nos dejó muy contentos y tenemos la certeza de que su convocatoria fue un éxito. Esperamos que el domingo nos aporte lo que hizo durante todo el juego, no solo en 30 minutos”, destacó Mauricio Solís, asistente técnico de la Sele.

El combinado patrio pide a gritos un delantero que tome la batuta, tras probar luego del Mundial de Rusia 2018 a alternativas como Mayron George, Jean Scott, Yendrick Ruiz, Jonathan McDonald, Albert Villalobos, Álvaro Saborío, Jonathan Moya y Francisco Rodríguez. Ninguno de ellos consolidado hasta el momento. Ortiz, de 27 años, pretende ser esa solución y trasladar a la Selección el buen momento que vive en Colombia.

De igual forma, no hay manera de llenar el vacío de Bryan Ruiz, ya sea con otro creativo de condiciones similares como Elías Aguilar, o con un sistema alterno con otro biotipo de jugadores. Es por esto que Dylan (26 años) recibió el espacio para dejarse ver como enganche y tuvo tramos buenos.

“Me gustó mucho lo que hicieron los más jóvenes, esto nos da un aire distinto en Selección y si en lugar de ese aburrimiento que tuvo el entrenador anterior se hubiera aprovechado con ellos, veríamos algo diferente. Estoy seguro que en el momento en que Rónald tenga espacio para hacer algún microciclo llamará a los del medio local, trabajará con ellos y los va a conocer bien para tener más opciones”, manifestó Jafet Soto, exseleccionado nacional.

Con lo que respecta a Lassiter (25 años), da un aire distinto a la zona de volantes. El rojinegro tiene velocidad, explota los espacios y tiene gol. Todo esto lo convierte en una buena alternativa en un sector donde aún se recuerdan los buenos momentos de Christian Bolaños y no se consigue a alguien similar.

Sin duda alguna que Rónald tiene muchísimo trabajo por hacer, la lista de puntos a mejorar es muy extensa y variada, pero al menos hay tres alternativas distintas en su baraja.