Fiorella Masís.   14 octubre

Llevar partidos en casa a otros estadios es una de las medidas que pensó la Federación Costarricense de Fútbol para reducir gastos y atraer a otros aficionados a ver juegos de la Selección Nacional.

Las selecciones de Costa Rica y Curazao jugaron en un Alejandro Morera Soto con poca afición. Foto: Mayela López

En marzo anterior, cuando Costa Rica recibió a Jamaica en el Estadio Nacional en un amistoso, la poca afluencia de personas preocupó a la Fedefútbol. Fueron menos de 10.000 seguidores y eso le generó altos costos al ente futbolístico.

Ante esa mala experiencia, se decidió llevar los partidos de la Liga de Naciones a canchas alternas y no a la Joya de La Sabana, que resulta un recinto muy costoso.

Sin embargo, la primera acción para combatir el poco apoyo fracasó. El domingo ante Curazao apenas se vendieron 4.000 boletos de 10.000 disponibles, dejando un Morera Soto con muchísimos espacios vacíos, sin que pareciera un juego de Selección Nacional.

“La verdad es poco usual”, señala Sergio Hidalgo, vicepresidente de la Fedefútbol, mientras agrega que esta semana el Comité Ejecutivo hará un análisis amplio para tomar más medidas sobre una situación que se repite.

Entre las razones, Hidalgo achaca gran “culpa” a un torneo nuevo y contra contrincantes poco atractivos. Aunado a ello, la Sele venía de conseguir un empate ante Haití.

El tema vuelve a generar preocupación, pues esta vez, incluso, las entradas tenían un costo menor que ante Jamaica, empezando con ¢5.000, ¢6.000 y ¢7.000 y hasta ¢23.000 o ¢34.000.

Contra los jamaiquinos este fue un tema de análisis, porque para ese duelo el tiquete más barato fue de ¢10.000. Lo cierto es que la afición no respondió.

"Hemos tenido informaciones también que en México se han vendido cerca de 3.000 entradas para el juego de mañana (ante Panamá). Es un tema también del tipo de campeonato que es. Esta es una nueva experiencia para nosotros, tenemos que analizarlo mejor, porque en hexagonal siempre es a estadio lleno", expresó Hidalgo.

Según una nota publicada por el portal de ESPN Deportes, el juego de México está rodeado de apatía de los seguidores, “los cuales han mostrado poco interés en adquirir una de las 85 mil entradas”.

Sergio Hidalgo agregó que en la examinación que deben hacer en la Fedefútbol también necesitan tomar en cuenta los partidos del campeonato nacional, celebrados viernes, sábado y domingo.

El fin de semana la jornada no estaba programada, pero Alajuelense jugó su partido de media semana el viernes y Cartaginés el domingo, mientras Herediano y Saprissa repusieron un cotejo pendiente el sábado.

"Toda la semana hubo partidos, eso también hay que evaluarlo".

La buena noticia para la Fedefútbol, entre comillas, es que los gastos operativos en el Morera Soto son abismalmente menores a los del Estadio Nacional.

“Todo es muy diferente, pero hoy no podría decirle cuánto o cómo salieron los números. El Estadio Nacional es la casa de la Sele, lo que pasa es que el costo es elevado para un partido de este tipo de campeonato”, dijo Hidalgo.

El próximo partido de la Selección Nacional en La Liga de Naciones será en el estadio Ricardo Saprissa, el próximo 17 de noviembre ante Haití a las 7 p. m.