Esteban Valverde.   18 noviembre
Esteban Alvarado fue convocado a la Selección Nacional por Ronald González para los amistoso de setiembre en Asia, luego también fue llamado para la gira a Estados Unidos y los cotejos en América del Sur. Fotografía: Jorge Navarro.

Esteban Alvarado fue una de las figuras de Costa Rica en el juego amistoso ante Chile. El arquero de la Nacional paró un penal determinante cuando el equipo patrio iba ganando 3 a 1.

El nacional tuvo un duelo mano a mano con Alexis Sánchez, figura del Manchester United inglés. El chileno intentó engañar al costarricense con un disparo rastrero al centro, el tico aguardó y aunque se lanzó al palo izquierdo, con sus pies consiguió desviar el disparo.

Alvarado se levantó y celebró con sus puños cerrados, también Kendall Waston y Francisco Calvo llegaron a abrazarlo para felicitarlo, mientras Alexis Sánchez golpeaba el césped como señal de frustración.

Desde que el cuidapalos regresó a la Tricolor ha mostrado un rendimiento destacado, ya que fue figura de Costa Rica frente a Corea del Sur y también ante Chile, no obstante, él considera que en cada juego afronta una nueva prueba.

Al portero no le afecta la poca regularidad que ha tenido en su club, el Trabzonspor turco.

“No estoy al 100%, pero trato de dar lo mejor de mí. Cada entrenamiento y partido es una evaluación. Tengo cero terreno ganado en la Selección... Trabajar y disfrutar el presente es lo más importante”, declaró.

Sobre la acción del penal frente a Sánchez, el tico destacó que simplemente cumplió con las obligaciones que conlleva su puesto.

"Es normal, es parte de mi deber laboral, el penal tiene una dimensión de más tensión que una jugada normal pero el portero por obligación debe ser determinante en todas las acciones que lo obligan a emplearse a fondo", dijo.

El arte de dejarse una pena máxima lleva un proceso de concentración, en el que cada guardavallas tiene su método.

"Es cuestión de formular el panorama lo más preciso posible y la suerte se vuelve intuición", sentenció.

Frente a los suramericanos, Alvarado también consiguió hacer otras dos paradas importantes. Además le hizo un buen achique al propio Alexis para evitar una diana.

Por las propias palabras del jugar se deduce que va partido a partido, la Selección es una prueba constante para él. La exigencia del encuentro ante Chile fue buena para el guardavallas, quien continúa levantando la mano para integrar el departamento más completo que tiene Costa Rica.

“El arco sin duda es el departamento donde, históricamente, Costa Rica no ha tenido problemas por dicha", sentenció Celso Borges.