Fanny Tayver Marín.   14 noviembre
Esteban Alvarado posa junto al resto de seleccionados antes del juego frente a Curazao. Fotografía: AFP

Esteban Alvarado no dejaba de sonreír cuando el árbitro mexicano Marco Ortiz decretó el final del partido en el que la Selección Nacional consiguió una sufrida victoria (1-2), con un hombre menos, ante Curazao, en el Estadio Ergilio Hato.

Tenía razones para hacerlo. Después de un año, Alvarado volvió a defender la puerta de la Tricolor y ejerció el mismo papel que protagonizó Keylor Navas en los dos juegos anteriores de Costa Rica en la Liga de Naciones de Concacaf.

Navas se vistió de héroe en los empates del mes pasado contra Haití (1-1), en el Estadio New Thomas A. Robinson y ante Curazao (0-0), en el Estadio Alejandro Morera Soto.

En Curazao se repitió esa constante: sin Keylor, pero con Alvarado. El guardián del arco fue la figura y el salvador, porque a pesar de que los goles patrios llegaron con un cobro de penal de Johan Venegas y un cabezazo de Francisco Calvo tras un pase de Rándall Leal, la calificación más alta la obtuvo el guardameta, en un examen reprobado por otros.

Alvarado conversó en la zona mixta con el periodista José Alberto Montenegro de Radio Columbia y mencionó: “Lo importante es lo grupal, yo me siento muy motivado por esta nueva oportunidad y espero estar en este proceso de principio a fin”.

Esta vez, él está dispuesto a poner de su parte y cumplir un sueño de ir por primera vez a un Mundial Mayor.

“Yo creo que aparte de la motivación que tengo, siento que hay un compromiso personal, mucha gente confía en mí y no puedo defraudar. Pienso dar lo mejor de mí para llegar a Catar”, reseñó Alvarado, para agregar que “cuando uno tiene confianza, debe responder en cada partido, en cada entrenamiento y esperamos seguir por esa línea”.

Además, dijo que sabe que tiene la responsabilidad de responder cuando el arquero que milita en el París Saint Germain no está.

“Está muy claro que Keylor Navas es el número uno, yo siempre voy a dar lo mejor juegue o no juegue y siempre voy a dar lo mejor de mí”, afirmó.

Por su parte, Rónald González también indicó en Radio Columbia que “apareció Esteban a como aparecieron otros con jugadas salvadoras y sacamos un esfuerzo necesario”.

El seleccionador lo conoce más que nadie, porque hace diez años lo tuvo en el Mundial Sub-20 de Egipto, donde Alvarado ganó el Guante de Oro como el mejor portero de esa cita planetaria juvenil.

“Conmigo siempre ha cumplido, todos sabemos que el portero de nuestra Selección es Keylor. Se lesionó y no pudo venir y Esteban lo ha entendido así”, citó el estratega.

González recalcó que espera que Alvarado se mantenga ilusionado por la Tricolor.

“Siempre le hemos rescatado ese talento y esas cualidades que tiene”, recalcó el timonel.

Alvarado fue el arquero titular contra Curazao y Adonis Pineda estuvo en la suplencia.

Tras esta victoria, la Nacional regresará a Costa Rica este viernes en horas de la noche y el domingo se medirá con Haití, a las 5 p. m., en el Estadio Ricardo Saprissa.