Cristian Brenes. 29 marzo

Por todos es más que sabido que las carencias de Costa Rica en ofensiva son totales y más aún en la posición de centro delantero, lo que incluso llevó a Rónald González en pensar en Felicio Brown, un espigado jugador que empezó como lateral y en Europa se reconvirtió en atacante.

Probar no cuesta nada y más con un futbolista que desde que se sumó al Wisla Cracovia de Polonia suma siete goles en 15 partidos de la liga local. Es por esto que en el 2020 le dieron dos amistosos con la Nacional y en el primer fogueo de la Sele en el 2021 (empate 0 a 0 Bosnia Herzegovina) fue estelar.

¿Qué razones hacen pensar al cuerpo técnico de la Tricolor que el ariete de 1,82 metros y 29 años realmente es la solución?

“Nos encantó muchísimo el trabajo que hizo: desgastó a la defensa rival, le resaltamos su intensidad a la hora de presionar y la forma en la que atacó los espacios en los momentos en los que tuvimos el chance de lanzarlo a la línea. Es un jugador que nos ayudará muchísimo y es capaz de pelear”, dijo Mauricio Solís, asistente técnico de Rónald González en el combinado patrio.

Aunado a esto, Solís recalcó que ofrece algo distinto por sus cualidades físicas y de momento no tienen a alguien como él que pase por un buen presente.

Incluso, llegaron a considerar su trabajo como muy bueno y para ellos, tiene lo necesario para seguir en los llamados y estar en la eliminatoria que se inicia en el 2021.

Felicio Brown volvió a ser titular en un partido de la Selección Nacional. El atacante salió de inicio contra Bosnia Herzegovina y dejó una buena imagen. Fotografía: Cortesía Fedefútbol
Felicio Brown volvió a ser titular en un partido de la Selección Nacional. El atacante salió de inicio contra Bosnia Herzegovina y dejó una buena imagen. Fotografía: Cortesía Fedefútbol

“Tiene características especiales, cualidades que cuando enfrentemos a un equipo con defensas fuertes, como Estados Unidos o los caribeños, podemos competir con esa fuerza. Sabemos que es un centro delantero que si lo mandamos a luchar y pelear nos hará ese trabajo de desgastar a la defensa”, destacó el auxiliar.

Lo cierto del caso es que Felicio dejó ver pinceladas que dan para que se le considere como una buena opción, aunque todavía no festeja con la Selección y en ataque se pasan grandes apuros.

Es más, en los seis partidos que tiene González sin victoria apenas se consiguieron dos anotaciones, una de Jonathan Moya ante el País Vasco y otra más de Joel Campbell frente a Catar.

El resto de arietes que tuvieron algún chance estuvieron lejos de abombar las redes y las opciones se agotan, esto de la mano de que el tiempo apremia en un año donde se juega medio boleto a la Copa del Mundo, con ocho de los 14 juegos de esta fase clasificatoria.

Por esto mismo son pacientes con Brown en la Nacional y tiene el gran beneficio de ser uno de los jugadores por los que se puede esperar, según el cuerpo técnico.

“En su liga en Polonia ha conseguido goles importantes, lo que quiere decir que es un futbolista que si tiene una oportunidad de gol, la aprovechará. Ojalá que si el día de mañana le toca jugar, que aproveche la oportunidad que le quede y que consiga el tanto que sé que está ansioso por lograr”, finalizó Solís.