Esteban Valverde. Hace 2 días
Gilberto Martínez fue seleccionado nacional en el proceso 2002, 2006 y 2010. Fotografía: Albert Marín.
Gilberto Martínez fue seleccionado nacional en el proceso 2002, 2006 y 2010. Fotografía: Albert Marín.

Gilberto Martínez es una voz autorizada en temas de Selección Nacional; sus dos mundiales disputados, Corea y Japón 2002 y Alemania 2006, lo respaldan.

El Tuma conversó con La Nación sobre la actualidad del cuadro patrio y aunque no escondió la triste realidad que vive el equipo, también pidió comprensión y paciencia para Rónald González, porque le tocó un año complejo para arrancar proceso al mando de la Mayor.

-¿Cómo analiza la estadística de un año entero sin victorias para Costa Rica?

Hay muchas cosas que evaluar, porque es muy fácil ahora ponerle la cruz a Rónald o algunos jugadores y es un poco injusto, porque no ha sido un año normal y común, en el que hay amistosos y el campeonato se desarrolla bien. Este año ha sido muy diferente con torneos con paronazos y eso le ha pasado factura a la Selección, porque los jugadores no han entrado en su nivel y aún así Rónald los ha tenido que llamar.

-¿Qué solución se puede encontrar? El año que viene es de pura competencia; amistosos no hay.

Es que para nosotros ha sido peor porque lamentablemente venimos arrastrando el tema Matosas y eso nos ha castigado mucho, porque esa braza le quedó a Rónald. Ahora lo que venga hay que enfrentarlo con lo que hay, apostar a los hombres de experiencia, a los que tienen más trayectoria en Selección; ahora el punto es conseguir, como contra el País Vasco, una combinación de juventud.

Si usted me dice: ¿La solución es cambiar técnico? Pues no, ahorita eso al menos yo no lo valoraría. Otra cosa que hay que apuntar es que muchos jugadores han quedado debiendo muchísimo, porque si usted ve, Joel Campbell no tiene una competencia, Celso tampoco, en defensa Waston, Pipo González, pues siguen sin competencia.

-¿El cambio generacional sigue siendo la gran deuda de la Sele?

Los que están saben que no tienen competencia, entonces están tranquilos, porque muchos jóvenes brillan en el campeonato pero sabemos que la de la Selección les queda grande.

-Vamos a la cancha... ¿Le gusta la idea de Rónald González?

Ante el País Vasco vi un equipo bien parado, por momentos hay desconcentración cuando tiene que manejar alguna línea, pero por ejemplo si el equipo lograra mantener el ritmo de los primeros siete minutos del segundo tiempo toda una parte pues tendríamos un gran rendimiento, porque se tocó, llegó; lamentablemente quedó demostrado que no todos tienen en las piernas ese ritmo para mantenerlo todo un partido.

-¿Cuál es el panorama, en la eliminatoria, desde su perspectiva?

Dejando fuera a Estados Unidos y México, pues el panorama no es tan malo, porque nosotros tenemos un campeonato mejor que los otros. Hemos visto que la Selección no ha hecho lo que pidió, pero es parte, porque Rónald ha tenido que cambiar mucho y buscar soluciones. Esperemos, porque el tico cuando está contra la pared es que saca lo mejor de sí.

-¿Qué es lo que más le preocupa de lo que muestra Costa Rica?

El centro del campo hacia adelante, porque no producimos mucho, no generamos, no hay profundidad. En defensa hay gente que tiene calidad como el Pipo, Waston; ellos pueden resolver.

-¿Puede Bryan Ruiz ser la solución a los problemas de Costa Rica?

Yo no he visto a nivel histórico que un equipo dependa de un solo jugador. Maradona lo que ganó era porque 10 atrás lo apadrinaban. Puede Bryan encajar bien, pero es una pieza más, no una solución completa, porque se ocupa de todos; sin las paradas de Keylor nos anotan más, sin el gol de Moya, no marcamos.

Yo le voy a ser sincero: Bryan hasta sin ritmo hay que tomarlo en cuenta, porque tiene tanto recorrido y además motiva tanto a los jóvenes que hay que tenerlo, porque eso me pasó a mí con Hernán Medford, Erick Lonis...

-¿Cómo debería la afición digerir el momento de la Selección?

Yo lo que puedo pedir es que ayudemos a la Selección. Todo el mundo sabe que hay problemas, pero con ambiente negativo es difícil avanzar. Ojalá la afición apoye siempre y esperemos que los resultados lleguen; estos periodos de transición ya los hemos pasado... Recordemos lo de Sudáfrica 2010.

-¿Se ve lejos Catar 2022?

No, no. Aquí hay que tener claro algo que todo el planeta está igual, muchas selecciones no están jugando bien. El tema de Catar se dará partido tras partido y hay que aprovechar lo que tenemos a favor, pero yo le digo algo: de que se clasifica, se clasifica.