Esteban Valverde. 17 noviembre
José Guillermo Ortiz se lamenta en el partido ante Haití, luego de no poder concretar una ocasión de gol. Fotografía: Rafael Pacheco
José Guillermo Ortiz se lamenta en el partido ante Haití, luego de no poder concretar una ocasión de gol. Fotografía: Rafael Pacheco

Costa Rica ya terminó su participación en la primera ronda de la Liga de Naciones de Concacaf. El equipo clasificó como primer lugar de su grupo a la fase final; no obstante, fue el peor primer puesto de los cuatro que disputarán la final del certamen. Ante esto, el cuadro nacional ocupará el cuarto lugar y se enfrentará al equipo que consiga más puntos.

La Selección Nacional llegó a seis unidades en la tabla de posiciones, gracias a tres empates y un triunfo, esa es la menor cantidad de puntos de todos los primeros puestos, porque Honduras consiguió 10 y México ya acumula nueve, al igual que Canadá.

Los aztecas deben un partido, al igual que Estados Unidos, que también podría llegar a nueve unidades y desplazar a los canadienses por goles.

A los mexicanos les resta recibir a Bermudas, este martes. Todo hace indicar, que no pasarían apuros para llegar a los 12 puntos.

Según el reglamento de la Liga de Naciones de la Concacaf, la última fase de la competición enfrentará a los cuatro ganadores de grupo, estos se mezclarán de la siguiente forma: primero contra el cuarto y segundo ante el tercero. De esta forma, de ambos cruces saldrá un ganador para disputar la final.

Estos partidos definitorios se jugarán en junio del 2020. El entrenador patrio, Rónald González, aseguró que el objetivo de esta primera fase era conseguir el boleto. Ahora, espera afinar el equipo para competir en la otra fase.

"Cumplimos una meta, que es estar en Final Four y ya estamos, y podremos competir contra México, Honduras, Canadá y Estados Unidos. Yo no tengo temor de competir contra México o Estados Unidos, yo sé la calidad de jugadores que hay acá", manifestó.

El rendimiento de México en la fase preliminar ha sido el esperado, porque dominó de principio a fin y no perdió puntos en ninguna cancha. Dejó a Panamá en el camino en su propia casa.

El gigante verde tiene tres victorias, 11 goles a favor y solo dos en contra, en su aventura en el nuevo certamen.