Esteban Valverde.   14 octubre, 2018
Bryan Ruiz camina junto a Jesús Dueñas en el duelo que Costa Rica enfrentó a los aztecas. Fotografía: Imago7/Etzel Espinosa

Bryan Ruiz regresó a la Selección Nacional luego del Mundial de Rusia 2018. Volvió luego de que en la misma Copa del Mundo dejara una frase que preocupó y generó miles de análisis: 'A los 33 años uno piensa en todo, a estos niveles hay que pensar en todo. En viajes uno se desgasta mucho y veremos... De momento quiero seguir al menos un año más hasta Copa Oro".

El panorama luego del amistoso que disputó Costa Rica ante México plantea un gran dilema porque no hay duda que el capitán tricolor todavía aporta elementos importantes tanto dentro como fuera del campo, pero también su situación actual en el Santos de Brasil (solo suma 262 minutos jugados) y su edad hacen que él no sea el mismo Ruiz intenso los 90 minutos.

Bryan tuvo ante México un primer tiempo muy correcto, funcionó como el eje del cuadro y aunque no anduvo muy fino en el pase, tampoco perdió todas las pelotas que tocó. De hecho, en muchas ocasiones logró profundizar al espacio para Joel Campbell o Johan Venegas.

Empero, el complemento fue otra cara para el ’10′, Ruiz se vio más lento, le costó entrar en la dinámica del cotejo y no pudo sostener el balón para desahogar a la defensiva; salió de cambio en el 62′.

Sin embargo, si se veía el banquillo de la Nacional no había quien pudiera sustituirlo en su posición, ni en funcionamiento. Aquí es donde inicia la preocupación.

Los nombres de Randall Leal, Jimmy Marín, entre otros, han sonado como los sustitutos inmediatos de La Comadreja, pero está claro que para verlos consolidados todavía falta.

El mismo Ruiz enfatizó en su regreso a la Mayor que no es momento de presionar a nadie para asumir el cambio generacional del que tanto se habla en medios de comunicación y a lo interno de la Federación.

“He hablado con los jóvenes que están en la Selección y les he dicho que ellos disfruten de jugar, que la presión nos la dejen a nosotros”, sentenció.

En su declaración en conferencia de prensa previo al partido ante México queda claro un aporte más: el liderazgo.

El portador del brazalete como director en el terreno de juego no solo se encarga de poner sus condiciones deportivas a disposición, sino que también es un guía para los nuevos.

El punto es que el tiempo pasa y el propio límite que puso Ruiz (un año) para decidir si continúa en la Sele o da un paso al costado se acerca cada vez más y no hay una clara solución a su ausencia. De hecho, todavía se depende de él para tener volumen ofensivo.

Ante Corea y Japón, en los partidos que el mundialista de Brasil 2014 y Rusia 2018 no estuvo Costa Rica careció de ataque, no tuvo claridad para buscar una opción frente al marco rival.

Para el estratega Jeaustin Campos es claro que Costa Rica todavía puede sacar provecho a un jugador como Bryan Ruiz, además de que no se puede simplemente sacar a un futbolista de su categoría de la Selección.

"Lo que creo es que esa gente de experiencia es la que tiene que comandar el cambio generacional. Hay que tener la sensibilidad para incorporar a los nuevos, independientemente del nivel de los que ya estaban. Es importante que el alto mando de los jugadores esté ahí llevando al grupo", manifestó.

"Bryan es un jugador importante y en ocasiones lo será más fuera del campo, pero todavía aporta mucho en el terreno de juego", añadió.

Por otra parte, Hernán Medford también dio su criterio y aseguró que él no cuestiona lo que ha aportado Bryan a la Nacional; no obstante, es importante analizar las variantes de juego sin él.

“Mi opinión es que no hay nadie indispensable; indispensable solo Messi. Bryan ha sido muy importante para la Selección, pero encontrarle sustituto a él no es la idea sino ir viendo formas de juego, porque hay jugadores con características parecidas que pueden dar algo similar. Esta situación no es de preocuparse”, declaró.

Medford, sin embargo, señala que a su criterio los convocados a la Selección deben mostrar buen ritmo de juego: “Lo que pasa es que yo tengo un criterio general, el jugador de selección debe estar jugando en su equipo, tiene que estar jugando para estar en la selección, el ritmo es otra cosa en los partidos de selección y eso se notó en el segundo tiempo ante México”, concluyó.

Costa Rica se prepara para enfrentar el martes a las 6 p. m. a Colombia en el segundo amistoso de la fecha FIFA de octubre.