Fiorella Masís. 12 noviembre, 2020

Muchas veces su nombre ha sido mencionado, pero a la hora de la verdad las oportunidades escasearon. Debutó con la Selección Nacional en 2014 como lateral derecho y ahora vuelve siendo delantero centro.

Felicio Brown juega en la liga de Polonia y Rónald González lo quiere ver con la camisa de la Selección Nacional. Fotografía: Facebook de Felicio
Felicio Brown juega en la liga de Polonia y Rónald González lo quiere ver con la camisa de la Selección Nacional. Fotografía: Facebook de Felicio

Las expectativas sobre su desempeño en los próximos amistosos, ante Catar (viernes a las 11 a. m.) y el País Vasco (lunes a la 1:45 p. m.) son altas. Al menos el cuerpo técnico espera mucho de él.

Eso dejó ver el asistente de la Tricolor, Mauricio Solís, cuando se refirió al futbolista de 1.90 metros de estatura.

En este equipo, con mayoría de legionarios y futbolistas acostumbrados a jugar juntos, Brown es uno de los “nuevos”.

“A pesar de que es la primera vez que está con ellos lo han aceptado bien, es un grupo bueno, siempre van a colaborar y ayudar al compañero que viene, por eso este grupo ha logrado cosas importantes”, comentó Solís sobre el acople de Brown.

Sobre sus características, recordó lo que se ha visto del jugador del Wisla Cracovia de Polonia: es fuerte y potente, con un físico destacado. Además, dejó claro el optimismo que depositan en él.

“Nos va a ayudar muchísimo en el ataque porque se da a respetar, cada vez que lucha balones se hace sentir, es una opción buena para nosotros, esperamos que tenga buen desarrollo del juego. Tenemos confianza en él y muchas expectativas, no será un juego fácil para él, pero siempre con el apoyo de los muchachos hará un juego que nos va a satisfacer al 100%”.

La falta de gol ha sido evidente: cero anotaciones en los tres partidos de este 2020. Eso hace que ante Catar sea una exigencia crear más oportunidades y concretarlas.

Si no es Felicio, también llega como opción Francisco Rodríguez, del Deportes Tolima de Colombia.

“El equipo ha tenido desenvolvimiento bueno, pero en la parte de ataque nos ha faltado un poco de gol, necesitamos más contundencia y para eso los traemos a ellos, vamos a darles minutos y que demuestren que están en la capacidad para estar en el grupo. Eso no quiere decir que, aunque son delanteros, si no anotan no van a estar, su trabajo no solo es hacer goles”, recalcó.

Aunque eso es lo que se espera de ellos, el auxiliar insistió en que su trabajo va más allá que abombar las redes y puso como ejemplo al delantero francés Olivier Giroud, quien fue campeón del mundo en Rusia 2018 jugando pero sin anotar un solo gol.

“Hay un trabajo táctico, de distracción, desgaste y esperamos que lo hagan y esperamos que nos dejen satisfechos con el trabajo que vayan a hacer, con o sin gol”.

Aunque no quiso confirmar si alguno de ellos será parte del once inicial, este ya lo tienen visualizado e incluso el miércoles lo pararon en cancha.

“El trabajo salió bueno con el once que esperamos y en cuanto al sistema lo de mañana lo tenemos claro, para el lunes todavía tenemos algunas dudas, vamos a esperar que termine este juego”.

Anotar goles es una de las obligaciones de este equipo y casi de igual forma el triunfo.

Kendall Waston asegura que eso no solo les dará confianza sino también sería un respaldo al trabajo del cuerpo técnico. Y ahí, precisamente, donde se toman las decisiones saben que dependen de los números.

“Esa es una de las cosa que tiene el fútbol, son resultados, tal vez suena muy duro decir que en un año no se ha ganado, son tres partidos, tampoco es que hemos tenido gran cantidad de juegos. Quisiéramos ganar el día de mañana haciendo un gran juego, es contra el campeón de Asia y vienen trabajando hace tiempo juntos, no será fácil, será ante un equipo con capacidad, pero por supuesto que somos conscientes de esa obligación”, finalizó Solís.