Cristian Brenes. 13 junio

Gustavo Matosas vivió su primera turbulencia con la Selección de Costa Rica, levantó la voz y hasta llegó a golpear la mesa por el caso de Jimmy Marín.

La salida abrupta del jugador para fichar con el Hapoel Be’er Sheva F. C. de Israel, a cuatro días del debut en Copa Oro, y el impedimento de sustituirlo en la lista de convocados enervó al entrenador de la Tricolor. Sin embargo, el momento más tenso se vivió en la conferencia de prensa de este jueves, donde tuvo que afrontar el tema ante los medios.

Las preguntas le llovieron al timonel desde el primer segundo, pese a que el departamento de comunicación de la Fedefútbol señaló de previo que la situación no se abordaría hasta el viernes en el Comité Ejecutivo. Matosas soportó rígidamente las tres primeras inquietudes, dio su versión y defendió sus puntos, pero al llegar la cuarta consulta sobre lo mismo cambió el semblante y demostró su enojo con cinco impactos sobre la mesa.

La comparecencia subió de tono y aunque se refirió con educación y se disculpó, el técnico indicó que no respondería más dudas sobre Jimmy.

El técnico de la Selección Gustavo Matosas (izquierda) llamó a Jimmy Marín (derecha) en las cuatro convocatorias que suma desde que asumió a la Tricolor. Fotografía: Rafael Pacheco.
El técnico de la Selección Gustavo Matosas (izquierda) llamó a Jimmy Marín (derecha) en las cuatro convocatorias que suma desde que asumió a la Tricolor. Fotografía: Rafael Pacheco.

“A Jimmy le deseo lo mejor, porque es un buen tipo, pero es una mala decisión, nada más. Este tema terminó para mí, lamento si alguien más tenía alguna pregunta adicional sobre Jimmy, porque si sigo lo que voy a transmitirle a mis jugadores es que hay que desenfocarse por una situación… se acabó. Vamos con 22, si hay que ir con 21 no pasa nada, tengo confianza en mi equipo y mis jugadores”, enfatizó el estratega.

(Video) Nación Deportiva: ¿Quien se equivocó en el caso de Jimmy Marín?

Luego de nueve minutos de respuestas el tema parecía cerrado, pero no, llegaron dos preguntas más y el entrenador accedió a ampliar lo ocurrido, esto sin disimular su enojo por la actuación del futbolista. Para él, lo correcto era conversar de frente y no enviar un mensaje de texto en el que, según explicó, Marín lo que hizo fue comunicarle la decisión tomada. El miércoles, el jugador había asegurado a La Nación que además de escribirle por WhatsApp, intentó hablar con el timonel por teléfono, sin lograr que le respondiera.

Matosas aseguró que el volante nunca pidió permiso para marcharse y regresar para la segunda fecha de la Copa Oro, pese a que Jimmy dijo que sí lo hizo y se lo negaron.

Una vez que el técnico cerró el tema de su parte, llegó la hora de abordar lo deportivo. La baja del mediocampista golpea y así lo reconoció el charrúa, porque es una de las figuras emergentes, tiene las cualidades que tanto le gustan y se perfilaba como titular.

“Sí, sobre todo con habilidad y con velocidad, pero no me voy a quejar, es lo que hay. Tengo otros jugadores que son buenos, que harán una labor con lo que pretendo en este partido y seguro el equipo se va a sentir muy bien... Me voy a adaptar a lo que hay, es la constante que le sucede al entrenador, siempre tenés que adaptarte. Tengo otros 22 jugadores y de ahí va a salir el planteamiento del partido”, comentó.

El técnico mostró su garra uruguaya, se le vio molesto por primera vez en una comparecencia con medios y aunque dijo que no recomendará un castigo, se puede interpretar que Marín difícilmente volverá a una convocatoria suya en un mediano plazo.