Esteban Valverde. 18 junio, 2018
Bryan Oviedo, Celso Borges y Cristian Gamboa durante una práctica en Rusia. Fotografía: AFP PHOTO / Fabrice COFFRINI
Bryan Oviedo, Celso Borges y Cristian Gamboa durante una práctica en Rusia. Fotografía: AFP PHOTO / Fabrice COFFRINI

San Petersburgo, Rusia.- Aislarse de las críticas y concentrarse en el objetivo de lavarse la cara contra Brasil es la tónica en la Selección Nacional.

Muchos señalan a Óscar Ramírez como el gran responsable de la derrota de Costa Rica contra Serbia (1-0), en lo que fue su primer partido en el Mundial Rusia 2018.

Sin embargo, en el grupo afirman que cuando ganan el resultado es obra de todos y que cuando caen, pasa lo mismo.

Uno de los hombres que salió en defensa del Macho es el lateral izquierdo Bryan Oviedo, quien asegura que el seleccionador es un hombre muy estudioso.

Incluso, el sancarleño se puso como ejemplo, al contar que él no jugó contra los serbios debido a su estatura.

Oviedo mide 1,72 metros y el seleccionador consideró que Francisco Calvo podía contrarrestar la altura de los rivales, al medir 1,81 metros.

“Yo no perdí la titularidad, hace tiempo el profe había hablado conmigo, sabíamos que Serbia es un equipo fuerte en el balón aéreo, así que yo sabía que no iba a iniciar en este partido, que no iba a ser titular, así que estaba tranquilo”, relató.

Según Oviedo, el hecho de que él fuera al banquillo era algo que no supo en las horas previas al encuentro contra el equipo de Aleksandar Kolarov, el hombre que clavó la pelota en el ángulo de Keylor Navas al cobrar un tiro libre en el 56’.

“El profe había tocado conmigo ese tema algunas veces anteriormente, él estudió muy bien a Serbia, sabía que son fuertes arriba, que hicieron muchos goles en la eliminatoria de balón parado”, insistió.

También dejó entrever que el técnico le explicó de forma clara por qué no contaría con él para ese primer juego.

“Me dijo que para ese partido necesitaba gente que va mejor arriba como Francisco Calvo, que para mí lo hizo muy bien, pero bueno, el profe ha estudiado cada partido y sabe cuál es la mejor táctica para ir partido a partido. Espero contra Brasil iniciar y si tengo la oportunidad lo voy a hacer de la mejor manera para ayudar a los compañeros”, reseñó.

(Video) Costa Rica vs. Serbia: Lo bueno y lo malo

Oviedo es del criterio que en la Sele no se pueden volver locos, tras la derrota ante Serbia y en la cuenta regresiva para enfrentar a una selección de Brasil que llega obligada tras empatar sin brillo con Suiza (1-1).

“Es un mundial, es una fiesta, hay que tomarlo con seriedad, pero hay que disfrutarlo porque si no se disfruta no van a venir los resultados, faltan dos finales que tenemos que sacarlas y de ahora en adelante levantar la cabeza y mirar al futuro”, apuntó.

Según el lateral, algunos cuestionamientos contra el Macho no tienen razón de ser.

“El profe ha estudiado muy bien los partidos, en los últimos días se le ha criticado mucho por no saber el nombre de algún jugador, como el de (Eden) Hazard en su momento, pero para mí son tonteras, él sabe muy bien contra quién nos vamos a enfrentar, en el momento él sabía muy bien quién era Hazard, pero lo que pasa es que son tantos nombres que cuesta aprendérselos, incluso yo no sé los nombres de muchos de los jugadores de Serbia”, afirmó.

Y agregó: “El profe ha estudiado muchísimo, desde que clasificamos y dieron la fase de grupos ya él sabía los nombres y los jugadores, él lo estudió muy bien, habían jugadores fuertes en el balón aéreo, no nos hicieron daño y ya vendrá el partido contra Brasil”.

Oviedo insiste en que Ramírez tiene todo el respaldo de los 23 futbolistas ticos que están en Rusia en este momento.

“Nosotros lo acuerpamos al 100% porque son críticas que algunas veces se hacen para desunir y yo creo que en Costa Rica tenemos que estar unidos, hay personas que quieren hacernos daño, externas y nosotros a lo interno sabemos que siempre va a ser así”.

“Lo más importante son las personas que están con nosotros y al final muchos nos apoyan, hay que luchar por ellos y hay que seguir adelante, el fútbol a nivel internacional siempre va a ser así, así lo vemos con todas las selecciones”, reiteró Oviedo.

Hace cuatro años, él no pudo ir a Brasil 2014 porque no se recuperó a tiempo de la fractura de tibia y peroné en la pierna izquierda.

Hoy, él sigue con la ilusión de su debut en un Mundial Mayor, algo que podría ocurrir el viernes, a las 6 a. m. (hora nacional).

“Espero estar contra Brasil y dar lo mejor de mí”, citó, el carrilero de 28 años.