Selección Nacional

Banquillo de la Selección Nacional hoy se debate entre tres nombres

Luis Fernando Suárez, Rafael Dudamel y Alexandre Guimaraes encabezan la lista de técnicos que cumplen con el perfil buscado para asumir el complicado trayecto hacia Catar 2022

La Federación Costarricense de Fútbol está en una carrera contra el tiempo. El ente que rige el fútbol nacional debe nombrar el técnico para la Copa Oro y la eliminatoria de cara a Catar 2022, luego de la salida de Rónald González del banquillo.

Una opción que seducía enormemente a la Federación fue la de Juan Carlos Osorio, empero el técnico recibió una oferta irrechazable de parte del América de Cali y desistió de la idea de tomar Costa Rica.

Los federativos se dieron un plazo de 15 días para llegar a una conclusión definitiva, no obstante las dos reuniones que se han dado de la subcomisión para elegir al timonel han avanzado con rapidez.

Costa Rica tuvo una lista de 10 entrenadores que en realidad sirvió para entender lo que había disponible en el mercado.

Sin embargo, ahora las posibilidades parecen dividirse entre tres nombres: Luis Fernando Suárez (colombiano), Rafael Dudamel (venezolano) y Alexandre Guimaraes (costarricense). En la carrera hay dos timoneles más, no obstante están un pasito atrás que el resto: Hernán Bolillo Gómez (colombiano) y Antonio Mohamed (argentino).

De este grupo los tres primeros ya conocen las condiciones económicas que ofrece Costa Rica y además están anuentes a entrar en una negociación con esas características. Ya tienen camino recorrido, no obstante este tipo de contrataciones conllevan muchos detalles que pueden dar el traste con una posible firma de contrato.

La comisión compuesta por Rodolfo Villalobos (presidente), Sergio Hidalgo (vicepresidente), Juan Carlos Rojas (integrante del Comité Ejecutivo), Orlando Moreira (integrante del Comité Ejecutivo) y Víctor Alfaro (vicepresidente) ha tenido dos sesiones en las que nombres que sonaban con fuerza, como Ignacio Ambriz, perdieron terreno.

La dinámica de funcionamiento no ha sido sencilla, porque los dirigentes han entrado en claras divisiones de criterio respecto de cómo y quién debe ser el nuevo entrenador de la Nacional, ya que no ir a Catar 2022 sería un golpe durísimo para el balompié costarricense.

Integrantes del Comité Ejecutivo y de la Comisión propusieron sus nombres. Por ejemplo, Orlando Moreira, más reciente plaza del Comité Ejecutivo, llegó con la hoja de vida de Ricardo Antonio La Volpe bajo su brazo.

También se sondearon oportunidades de mercado como Ignacio Ambriz y Alexandre Guimaraes, quienes recientemente quedaron libres de sus clubes y en algún momento tuvieron una relación cercana con Costa Rica. De estas, Guimaraes continúa como opción latente.

Al final, la propuesta de La Volpe no tuvo mayor apoyo porque ya tuvo un paso por Costa Rica, antes de Jorge Luis Pinto en el camino a Brasil 2014.

Guimaraes fue el estratega que llevó a Costa Rica a Corea y Japón 2002 y Alemania 2006; mientras que Ambriz fue el DT mejor calificado para asumir el actual proceso cuando Costa Rica buscaba técnico luego de Óscar Ramírez, empero al final la decisión cayó sobre Gustavo Matosas.

Pese a que en aquel momento el propio Ambriz estaba dispuesto a llegar en enero del 2019 al banquillo nacional, lo cierto fue que se decidieron por el uruguayo.

Parece que en el seno del comité elector hay un pensamiento de que Ambriz se sale de presupuesto, ante esto los otros entrenadores han ido subiendo escalones en la ruta hacia el timón.

De Luis Fernando Suárez gusta su carácter en el camerino, ya que es un tipo fuerte y que además conoce lo que es clasificar en una zona como la de Concacaf, porque fue el encargado de llevar a Honduras a la Copa del Mundo del 2014.

Por su parte, Dudamel cuenta con amplia experiencia en eliminatoria de Conmebol donde fue el técnico de Venezuela de 2016 a 2020. El timonel ha tenido sus participaciones a nivel suramericano donde ha dirigido a la Universidad de Chile, el Atlético Mineiro de Brasil, entre otros planteles de importancia.

Guima es una opción que para la Federación representa una apuesta interesante, porque además de que viene de un pasado reciente de buen suceso en Suramérica, cuenta con el conocimiento del manejo de la Selección Nacional en dos procesos.

El caso del Bolillo Gómez es una opción que se está metiendo sobre la hora entre la terna, ya que puede adaptarse a la capacidad económica de la Federación y además fue técnico de Panamá en el proceso a Rusia 2018.

Mohamed es otro currículo que gusta pero que se ve como una opción C.

Cada reunión del Comité de Elección puede brindar un panorama diferente, aunque a hoy Luis Fernando Suárez, Dudamel y Guimaraes se despegan de los demás y provocan debates entre quienes tienen a cargo la decisión. Otros técnicos cumplen con las variables y siguen en análisis; porque contacto formal con ninguno se ha dado.

Esteban Valverde

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Licenciado en Periodismo Social en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre legionarios.