Esteban Valverde, Fanny Tayver Marín. 17 junio, 2018
Cristian Gamboa (16) no podía creer el resultado final. La derrota contra Serbia era algo que él no se esperaba. Fotografía: AP Photo/Natacha Pisarenko
Cristian Gamboa (16) no podía creer el resultado final. La derrota contra Serbia era algo que él no se esperaba. Fotografía: AP Photo/Natacha Pisarenko

Cuando el árbitro senegalés Malang Diedhiou pitó el final del partido en el Samara Arena y la pérdida de Costa Rica (1-0) contra Serbia estaba consumada, Cristian Gamboa se tiró al césped del Samara Arena y reflejaba el dolor de la derrota. Estaba completamente abatido .

El lateral derecho sentía que ese desenlace no era justo, porque a su criterio la Selección Nacional hizo méritos para no salir con las manos vacías en su primer partido en el Mundial Rusia 2018.

Gamboa no sabía ni qué era lo que sentía.

Por su cabeza pasaron varias acciones del juego para determinar por qué es que la Sele perdió, pero no encontraba respuestas.

"Al tirarme al suelo es que queríamos ganar, demostrar que nosotros ya no somos esa Costa Rica que viene a participar, que viene aquí a ver qué pasa, no, nosotros intentamos, jugamos, dimos muchas cosas, queríamos seguir con esa mentalidad que se tuvo en Brasil", respondió Gamboa ante una consulta de La Nación.

Y agregó: "El profe (Óscar Ramírez) eso es lo que quiere y seguimos teniéndola, sin ningún complejo vinimos, propusimos, tuvimos la bola y al final no se nos dio el resultado, al final esa fue mi expresión, de que no tuvimos suerte".

De pronto se levantó, pero comenzó a caminar hacia el camerino sin ningún compañero cerca.

"El día de hoy el fútbol nos da una cachetada y a veces el jugar bien no te significa tener los tres puntos. Hasta el VAR nos jugó en contra. No fue un buen día para nosotros en todo sentido, pero lo vamos a seguir intentando. Esta Selección está para más y vamos a seguir luchando", Cristian Gamboa.

Iba hablando solo, cuestionándose y reprochándose por qué se dio ese resultado adverso.

El carrilero estaba solo, hasta que se le acercó el motivador Carlos Aguirre y lo hizo reaccionar.

(Video) Costa Rica pierde 1-0 ante Serbia en su arranque en el Mundial

En eso, cayó en cuenta de que alguien la estaba pasando tan mal como él, o hasta peor.

De eso se percató al ver a David Guzmán completamente afligido, por ser el autor de la falta que dio pie para el gol de tiro libre del serbio Aleksandar Kolarov.

Aquella escena dio pie para que el liberiano saliera del estado de shock en el que se encontraba y lo que hizo fue abrazar a Guzmán, mostrándole su apoyo.

"Nos pegó, nos dio una cachetada, pero vamos a seguir adelante, esto no ha terminado y nos da más fuerzas para seguir con lo que viene", pronosticó.

Según el mundialista de Brasil 2014 y Rusia 2018, a partir de ahora puede ocurrir cualquier cosa.

"Al final es un Mundial, tenemos que ir con todo contra Brasil y listo, no hay nada más", reseñó sobre el próximo compromiso de la Sele, que será el viernes, a partir de las 6 a. m. (hora nacional), contra Brasil.

"Estamos golpeados, pero también sabiendo de cierta manera que se hizo todo el esfuerzo para ganar, era el primer partido en el Mundial. Ellos tuvieron una y la clavaron en el ángulo y qué vamos a hacer", indicó.

Costa Rica se marchó de Brasil 2014 invicta tras cinco partidos, pero en Rusia 2018 se estrenó con derrota. Fotografía: AFP PHOTO / Fabrice COFFRINI
Costa Rica se marchó de Brasil 2014 invicta tras cinco partidos, pero en Rusia 2018 se estrenó con derrota. Fotografía: AFP PHOTO / Fabrice COFFRINI

Gamboa cree al analizar lo ocurrido ante Serbia, que en el papel era el rival accesible, ahora toca enfrentarse al rival más duro y lo ocurrido en Samara tiene que hacer que la Tricolor vaya "sin ningún miedo y a buscar el partido" frente a la Canarinha.

"Es difícil, la verdad que se hizo todo para poder salir con un resultado positivo, sea un empate o un gane, se hizo todo, tuvimos opciones, jugamos, tuvimos la pelota y al final yo creo que es frustración, ese sentimiento final de que hicimos todo para poder ganar ese partido y tener algo positivo, eso es lo que yo sentía", recalcó Gamboa sobre su reacción.

Con mucha técnica, el disparo de Kolarov al 56' le dolió en el alma al carrilero.

"Al final tuvieron una, la metieron al ángulo y listo. La otra fue un mano a mano que Keylor (Navas) la paró y listo, al final fue un partido muy igual, los dos equipos intentaron, pero no hubo esa cosa de que vos digás que no tuvimos nada que hacer, como contra Bélgica, que fueron mejores y listo", insistió.

Reponerse de una derrota es complicado y esa es la primera tarea que tienen Óscar Ramírez y sus hombres.

Para el viernes, Costa Rica se enfrentará a Brasil, a las 6 a. m.