1 septiembre, 2012
 APLa británica Hannah Cockroft rompió su propio récord mundial en la prueba de silla de ruedas T34 de 100 metros. Hizo 18:06 segundos.
APLa británica Hannah Cockroft rompió su propio récord mundial en la prueba de silla de ruedas T34 de 100 metros. Hizo 18:06 segundos.

Londres. AFP - La británica Hannah Cockroft logró ayer el primer récord paralímpico en los Juegos de Londres 2012 , en una jornada en la que China se afianzó como líder del medallero, con 34 preseas.

Cockroft ganó el oro en los 100 metros en silla de ruedas con tiempo de 18:06 segundos, medio segundo mejor que la marca mundial que logró la misma atleta en mayo.

Fue el primer récord mundial que se batió en el Estadio Olímpico de Stratford, en el este de Londres.

“No sé si reír o llorar o qué hacer”, dijo emocionada la atleta tras la carrera, disputada en un estadio que de nuevo estaba casi lleno, con cerca de 80.000 espectadores.

Esta fue la segunda jornada de competición de los Juegos.

En la tarde, el irlandés Jason Smyth, que se entrena con el velocista estadounidense Tyson Gay, batió el récord mundial en la misma prueba, pero en categoría masculina para invidentes, con un impresionante tiempo de 10:54.

Sabor asiático. Tras otro día más en los libros, China se consolidó en el primer puesto del medallero, con 34 medallas (13 oros, diez platas y 11 bronces), seguido por Australia con 19 con siete, cuatro y ocho, respectivamente y Ucrania con 16 (seis, cinco y cinco).

Brasil, con seis medallas (dos, dos y dos), se encuentra en la novena posición del medallero.

España, por su parte, logró su primer oro, gracias al ciclista de pista Alfonso Cabello. Los ibéricos tienen diez preseas.

Cuba, una de las potencias paralímpicas en Latinoamérica, logró sus dos primeras medallas, un oro y un bronce, ambas en judo, logradas por Dalidaivis Rodríguez y por Isao Cruz, respectivamente.

México, que en la primera jornada obtuvo una plata en natación, sumó una medalla del mismo metal en lanzamiento de bala por medio de Máximo de Jesús y un bronce en judo, gracias a Eduardo Ávila, en la categoría de -73 kg.

Etiquetado como: