Puro Deporte

Piqué intentó comprar mítica camisa de Maradona vendida en cifra récord: $9.3 millones

El jugador del Barcelona intentó ayudar a un coleccionista argentino para que la camisa del gran ‘10′ mundial terminará en Argentina. Sin embargo, todo indica que el comprador es de Oriente Medio

Nueva York. Diego Maradona pasará doblemente a la historia. Ya lo hizo aquel 22 de junio de 1986 cuando marcó los dos legendarios goles a Inglaterra en cuartos de final del Mundial de México, y ahora por los casi $9.3 millones pagados en una subasta por la camiseta que llevó aquel día. Un récord absoluto.

“Esta histórica camiseta es un recordatorio tangible del importante momento no solo para la historia del deporte, sino para la historia del siglo XX”, recuerda Sotheby’s, al anunciar que el mejor oferente, que según fuentes argentinas procedería de Oriente Medio, pagó 7.142.500 millones de libras, el equivalente a $9.284.536.

Incluso, Gerard Piqué, jugador el Barcelona es parte de esta historia. Aquí lo detallamos.

Desde el pasado 20 de abril, cuando se abrió la venta en internet, la casa de remates, que exhibió en sus locales de Londres esta camiseta, se ha visto “inundada” por la excitación y el entusiasmo de “fans del deporte y coleccionistas”.

Hasta pocos minutos antes del cierre de la venta, este miércoles, solo se había recibido una oferta de 4 millones de libras, unos $5,2 millones , pero en los últimos minutos se desató la locura por la remera del entonces capitán de la selección argentina en aquel encuentro histórico, con el telón de fondo de revancha por la derrota sufrida por Argentina en la Guerra de las Malvinas ante Gran Bretaña en 1982.

Por el momento se desconoce el nombre del comprador de la “camiseta más codiciada que haya salido a subasta, y ahora ostenta el récord de objetos de este tipo”, según Sotheby’s.

Pero todo indica que podría haber ido a parar a Oriente Medio, quizá Catar, país organizador del Mundial 2022.

Marcelo Ordas, el coleccionista argentino que intentó comprar la camiseta, declaró a la TV argentina La Nación +, que no pudo adquirirla.

“Pensamos que podíamos repatriar esta reliquia para compartirla con todos los argentinos … y las cosas del mercado, una oferta del Medio Oriente llegó a último momento y nos saca la ilusión”, dijo.

“Hoy a la mañana recibí un llamado de Gerard Piqué (jugador del Barça). Me dijo: Te voy a acompañar en esta cruzada, sé lo que significa para tu país esta armadura. Hicimos un esfuerzo muy grande”, agregó.

Su oferta llegó a los 5,5 millones de libras ($6,87 millones).

Hasta ahora, el récord de objetos relacionados con el deporte en una subasta, lo ostentaba un manuscrito del Manifiesto Olímpico de 1892 vendido también por Sotheby’s en $8,8 millones en diciembre de 2019. Ese mismo año se habían pagado $5,6 millones por la camiseta de la leyenda estadounidense del béisbol Babe Ruth.

En 2002, una camiseta que había llevado el astro brasileño Pelé en la final de la Copa del Mundo de México 1970 fue adquirida por 157.750 libras en Christie’s, el equivalente a 250.000 euros, un récord en la época.

Pero la venta ha tenido un regusto polémico, pues una parte de la familia de la leyenda del fútbol argentino, fallecido el 25 de noviembre de 2020 a los 60 años, aseguró, pese a las garantías repetidas de Sotheby’s, que la camiseta rematada no era la que llevaba el capitán cuando pasó a la historia con sus dos goles, sino la que usó en el primer tiempo.

La camiseta ha permanecido durante 35 años en manos del centrocampista inglés Steve Hodge, que la intercambió con el astro argentino al término del encuentro, como recordó el propio Maradona en su autobiografía “Tocado por Dios”. El jugador inglés la prestó al museo de Manchester.

Estos cuartos de final en México, lleno de simbolismos cuatro años después de la guerra de las Malvinas entre Inglaterra y Argentina, entraron en la historia y contribuyeron a apuntalar la leyenda controvertida de Maradona. En el minuto 51, justó después de un despeje de Steve Hodge, el capitán argentino marcó con la mano -”La mano de dios” justificó el jugador- pero el gol fue validado por el árbitro.

Solo cuatro minutos después, el Pibe de Oro marcó un gol antológico, elegido como “el gol del siglo” en una votación de la FIFA, partiendo de su campo con la pelota y deshaciéndose de cuatro jugadores ingleses y después del portero Peter Shilton para acabar con el balón en el fondo de la red.

Argentina después venció a Bélgica en semifinales por 2-0, con dos nuevos golazos de Maradona, y a Alemania Federal por 3-2 en la final para conquistar su segundo título mundual, ocho años después de ganar como local su primera Copa del Mundo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.