28 junio, 2008

OMAHA, EEUU, 27 Jun 2008 (AFP) Con miras a superar las siete medallas de oro de Mark Spitz en Juegos Olímpicos de Munich-1972, el fenomenal Michael Phelps se apuntó en nueve pruebas de las clasificatorias de natación de Estados Unidos para Pekín-2008, hazaña que espera lograr gracias a su talento, y a la nueva trusa Speedo.

Alrededor de 200 nadadores de todo el país buscarán desde el domingo su pasaje a los Olímpicos de China en las piscinas del Qwest Center en Omaha (Nebraska) en una competencia que se extenderá hasta el 6 de julio.

Los dos primeros de cada una de las 26 pruebas sellarán el pasaje al torneo de natación olímpico, que comienza el 8 de agosto.

Sin dudas que Phelps, que se quedó a un paso de su objetivo hace cuatro años en Atenas al ganar seis oros y dos bronces, será la figura principal del evento.

"Si me mentalizo en que puedo ganar las nueve pruebas aca (en Omaha), entonces creo que puedo mejorar la marca de Spitz", declaró el famoso delfín de Michigan, horas antes de comenzar la competencia.

En Atenas-2004, Phelps ganó los títulos individuales en 100 y 200 m mariposa, 200 y 400 m combinados y dos más en relevos.

Phelps, que cumplirá 23 años el 30 de junio, nadará en Omaha en nueve de los 13 eventos masculinos. Las únicas pruebas a las que renunció fueron las dos modalidades de pecho, los 50 m y 1500 m libres.

Las eliminatorias de Omaha podrían dar un avance de lo que se espera en la natación olímpica en China, donde expertos como Mark Schubert, entrenador jefe de la natación estadounidense, augura se derrumbarán al menos unos 18 récords mundiales.

"En esos Juegos pienso que todos los récords estarán amenazados, y al menos 18 de ellos caerán", señaló Schubert.

Una de las causas que podrían ayudar a la implantación de nuevas marcas en las eliminatorias norteñas es el controvertido traje de baño Speedo LZR, un ingenio de nueva tecnología probado en los túneles de aire de la NASA, alabado por unos, criticado por otros.

El nuevo Speedo, creado por la compañía del mismo nombre que patrocina a Phelps y otras grandes estrellas de la natación mundial, reduce la fricción con el agua por sus costuras ultrasónicas y realza la flotabilidad por la ligereza de la tela, que se adhiere al cuerpo del nadador como una segunda piel.

Unos pocos críticos, patrocinados por compañías rivales, señalan al Speedo LZR como un "dopaje tecnológico", y claman por su eliminación.

Phelps indica que el traje ayuda, pero lo fundamental para conseguir un buen resultado sigue siendo el entrenamiento intensivo, y cada día más sofisticado.

"El traje definitivamente ayuda, pero sin entrenamiento no podría conseguir nada", aseguró.

La prueba es que el astro estadounidense no ha conseguido ningún récord mundial hasta ahora, pese a haber competido todo el año con Speedo, mientras que 38 de las 42 marcas del orbe establecidas este año fueron logradas por nadadores que usaron el nuevo traje.

"Si es un traje mágico, por qué él (Phelps) no ha roto ningún récord mundial hasta ahora?. Porque no se encontraba en el pico de su entrenamiento. En las clasificatorias lo veremos al máximo de sus capacidades", declaró Bob Bowman, entrenador de Phelps.

© 2008 AFP