Cristian Brenes, Juan Diego Villarreal. 9 noviembre

Yokasta Valle acumuló una victoria más, una de esas sumamente complejas y exigentes por la calidad de la rival, la venezolana Yenifer León. Sin embargo, esto no fue lo que hizo más especial el triunfo, tampoco un título, porque no estaba en juego; la diferencia la marcó la dedicatoria a Eva Morera, joven de 19 años asesinada por su expareja sentimental.

Con el nombre de Eva en su cinturón y bajo el lema “ni una más”, Valle se entregó por completo y recibió todo el apoyo de un BN Arena repleto. Cerca de 5.500 personas vibraron y empujaron a su campeona mundial de las 105 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

Yoka tuvo que llegar a los 10 asaltos pactados y se impuso por decisión. Este enfrentamiento la obligó sacar su técnica, sus mejores movimientos y a cuidar hasta el último detalle, frente a León, quien había adelantado que hablaría en el cuadrilátero. Y así fue. La nacional ahora tiene una marca de 19 victorias en 21 presentaciones.

La venezolana Yenifer León (izquierda) sintió el poderío de la nacional Yokasta Valle, quien tuvo que emplearse a fondo para ganar. Fotografía: José Cordero.
La venezolana Yenifer León (izquierda) sintió el poderío de la nacional Yokasta Valle, quien tuvo que emplearse a fondo para ganar. Fotografía: José Cordero.

La tica no podía darse el lujo de perder por su condición de monarca y aún menos por ese homenaje que quería realizar a Morera.

“La frase es que ni una mujer más, no es posible que los hombres las maltraten y que se dé una muerte por un noviazgo. Represento a todas las mujeres, las defiendo y por eso mi presentación es con este tema, porque no queremos que se pierda una vida más”, manifestó Yoka.

Yokasta Valle dedicó su pelea a Eva Morera

La venezonala sin duda alguna que no fue un paquete, todo lo contrario, se convirtió en una boxeadora complicada de descifrar con su zurda. Los primeros asaltos no le dieron tregua a la costarricense y desde la esquina tuvieron que reacomodar la estrategia para ajustar.

Si Yokasta pretendía crecer de cara a un posible enfrentamiento con dos de las mejores del orbe en su disciplina, la mexicana Anabel La Avispa Ortiz y a la estadounidense mexicana Seniesa Estrada, así fue. Los apuntes son amplios.

Costarricenses con buena nota

La velada en el BN Arena tuvo una cartelera muy atractiva, con los costarricenses como protagonistas y dando un buen espectáculo para todos los aficionados.

En el primer enfrentamiento Naomi Valle, hermana de Yokasta, derrotó por decisión unánime a la también tica Katherine Arbusa, en pelea aficionada en los 48 kilos.

Así mismo, la nacional Jennifer Rodríguez se impuso por nocaut técnico en el segundo capítulo a Yovanella Sosa, de Nicaragua, en las 102 libras. Este fue el debut de Rodríguez como profesional, luego de dos años como la ‘sparring’ de Yoka.

En la rama masculina, el brumoso David Medallita Jiménez terminó antes de lo pactado ante el nicaragüense Yader Toledo. Medallita se mantiene invicto desde que se convirtió en profesional y suma cuatro victorias, todas ellas sin necesidad de llegar al último asalto.

La velada en el BN Arena tuvo una pelea aficionada entre Naomi Valle, hermana de Yokasta, y Katherine Arbusa. Fotografía José Cordero.
La velada en el BN Arena tuvo una pelea aficionada entre Naomi Valle, hermana de Yokasta, y Katherine Arbusa. Fotografía José Cordero.

De igual manera, el tico Yerel Ziesar salió victorioso por decisión unánime ante el pinolero Ramón Méndez. Ziesar necesitó de los ocho episodios pactados en las 126 libras; de igual forma, fue muy superior y los jueces no dudaron en darle el gane.

Por su parte, en el combate previo al estelar, el mexicano Ángel Rodríguez superó con mucha solvencia al nicaragüenses Féliz Moncada. El azteca apenas necesitó de un round para enviar a la lona a su contrincante.