5 septiembre
Andrey Amador siempre efectúa una labor de sacrificio. Foto: Miguel Riopa / AFP

Luintra, España (AFP) - El italiano Alessandro de Marchi ganó este miércoles en solitario la etapa 11 de la Vuelta a España entre Mombuey y Luintra, mientras el británico Simon Yates (Mitchelton) sigue líder de la general.

Fue un día de mucha batalla y el costarricense Andrey Amador entró a la meta en la posición 88, a 8:16 del ganador; mientras que en la general, el tico está en el puesto 78, a 49:24 del líder.

De Marchi se impuso al término de una rápida etapa, que finalizó con 40 minutos de adelanto sobre el horario previsto al colombiano Jhonatan Restrepo (Katusha), que entró en segunda posición, y al italiano Franco Pellizotti (Bahrain).

El italiano se hizo con su tercera victoria de etapa en la Vuelta a España, tras las que había logrado en 2014 y 2015, impidiendo que Restrepo pudiera hacerse con su primer triunfo como profesional tras haber rodado juntos varios kilómetros.

“Si esperaba al esprint, pensé que sería segundo seguro, mi única posibilidad era intentarlo todo en la última subida”, dijo De Marchi, que atacó en un pequeño repecho a unos cuatro kilómetros de meta para dejar atrás a Restrepo.

De Marchi fue el más rápido de los 19 hombres que formaron la escapa del día entre los que se encontraban nombres como el holandés Bauke Mollema (Trek-Segafredo) o Thibaut Pinot (Groupama).

El ciclista francés, que fue uno de los más activos en la fuga, no vio recompensado su esfuerzo y tras haber llegado a ser líder virtual de la Vuelta cuando los escapados tenían más de cuatro minutos de ventaja sobre el pelotón, sólo ha podido arañar doce segundos, quedándose en la plaza 16 de la general a 2 minutos 20 segundos del líder.

La etapa no ha traído novedades en la general, que sigue comandada por el británico Simon Yates con un pequeño segundo de ventaja sobre el segundo, el español del Movistar, Alejandro Valverde, mientras que tercero es el colombiano Nairo Quintana (Movistar), a 14 segundos del maillot rojo.

“Ha sido un día durísimo por el recorrido, por la velocidad, la climatología nos ha respetado bastante, pero ha sido muy duro y muy rápido”, dijo Valverde en la meta de Luintra, tras recorrer 207 km por las sinuosas carreteras gallegas y donde hace dos años había ganado el actual líder de la Vuelta, Simon Yates.

“Cualquier día puede pasar de todo, pero hoy sabíamos que podía ser un día muy complicado y así ha sido”, añadió el ciclista del Movistar.

Su compañero colombiano Nairo Quintana, tercero en la general, afirmó que arrancó en los últimos metros de la etapa “por si alguien se descuidaba, pero todos venían ahí”.

El pelotón registró este miércoles la baja del francés Nacer Bouhanni, ganador de la sexta etapa en San Javier.

El jueves tendrá lugar la etapa 12 de la Vuelta, de 181 km entre Mondoñedo y el Faro de Estaca de Bares, con sólo dos altos de tercera categoría, una etapa que servirá de antesala al duro tríptico que afrontarán los ciclistas de viernes a domingo en las montañas astur-leonesas.