Juan Diego Villarreal. 25 febrero

San Gerardo de Rivas, Pérez Zeledón. A más de 3.000 metros de altura, el pulso se acelera, la respiración se dificulta y el cansancio invade a cualquiera.

Las fuerzas van al límite, casi abandonan el cuerpo y los pasos de los corredores que participaron en la edición 31 de la Carrera del Chirripó se vuelven lentos y la energía se convierte en fatiga.

Abrahan Serrano en el sector denominado como el Jardín, en el ascenso al Cerro Chirripó.

Incluso así, en medio del dolor y del sufrimiento, aún queda el instinto primitivo de supervivencia, la fuerza inquebrantable de voluntad que no permite a cada uno de los participantes rendirse hasta completar los 34 kilómetros de la prueba.

Por los trillos polvorientos, llenos de piedras sueltas, una vez más Juan Ramón Fallas conquistó la carrera de montaña más imponente del país y tuvo en Abrahan Serrano al único rival que le dio pelea, incluso lideró la competencia en el sector conocido como El Jardín, en el ascenso al Cerro Chirripó.

Serrano corrió en solitario, intentó tomar distancia con Juan Ramón, quien finalmente no le dio tregua y ganó el primer lugar.

Juan Ramón Fallas ganó por octava ocasión la Carrera del Chirripó

Fallas volvió a ser dominante en el descenso. Por aquellas peligrosas lajas y troncos, donde solo las bestias de los arrieros parecen dominar, el atleta de Olán de Buenos Aires de Puntarenas parecía volar y sin tocar el suelo sacó la suficiente distancia para dejarse el primer lugar de la competencia, dejando atrás tanto a Serrano como a su hermano Johnny Fallas.

Salvadoreña rompió la hegemonía indígena

En mujeres, una humilde salvadoreña, Idelma Liseth Delgado, dio la gran sorpresa al quedarse con el primer lugar. Sin conocer realmente a lo que se enfrentaba, la campeona centroamericana de campo traviesa se impuso a la favorita, la indígena Andrea Sanabria, quien este año no pudo entrenar al tener que trabajar cogiendo café junto a su esposo Ismael Salazar.

Atletas que corrieron en el Cerro Chirripó nunca se rindieron

La edición 31 de la competencia que sube la montaña más alta del país, contó con la participación de 218 participantes, de los cuales, el 30% fueron mujeres. Desde su creación en 1989, un total de 3.528 participantes han corrido la prueba, según las cifras del comité organizador.