Juan Diego Villarreal. 17 julio
Anthony Fillingim Abarca, se ha dado gusto surfeando las olas perfectas en la isla de Kandui, en Indonesia. Cortesía: @kanduiresort
Anthony Fillingim Abarca, se ha dado gusto surfeando las olas perfectas en la isla de Kandui, en Indonesia. Cortesía: @kanduiresort

Desde el 11 veces campeón del mundo, el estadounidense Kelly Slater, hasta los más prestigiosos sitios especializados del planeta; todos le han seguido la pista al surfista costarricense Anthony Fillingim Abarca, quien desde hace cuatro meses se encuentra en la isla de Kandui, en Indonesia.

No cabe duda que el tico es la ‘envidia’ de todo los amantes de las maniobras en el mar, al poder surfear las que muchos consideran las mejores olas de la época, las denominadas ‘olas perfectas', las cuales destacan por sus grandes tubos, su velocidad, fuerza y su poderoso swell , es decir, las ondulaciones que acaban transformándose en olas “surfeables” cuando llegan a las playas.

Desde principios de marzo, Anthony se encuentra en la isla de Kandui, luego de ser invitado por el gerente del Resort Kandui, Ray Wilcoxen, a quien había conocido en 2019 y quien le pidió ayuda para realizar unas grabaciones, sin imaginarse que sería el único surfista profesional en poder ‘correr’ las enormes olas. En condiciones normales, de la época, pueden ingresar al agua hasta 100 tablistas.

“Llegué a la isla de Kandui el 17 de marzo y cinco días después el gobierno indonesio anunció que cerrarían la frontera por la pandemia del covid-19. Costa Rica también recomendó que sus ciudadanos regresaran a sus hogares. Entonces Ray me dijo que me quedara. La verdad no fue una decisión sencilla el quedarme, pero no me arrepiento, nunca había sido más feliz en mi vida”, aseguró Fillingim en la publicación especializada Stab.

Precisamente ante el buen desempeño del tico, el multicampeón Kelly Slater bromeó en su cuenta en Instagram, al escribirle: “Si quiebras todas las tablas puedes arruinar la única oportunidad de estar en el mejor surf trip de toda tu vida” , replicó el sitio web nacional Serf.

Anthony se mostró motivado por el mensaje del multicampeón del surfing y respondió “Kelly, vaya leyenda. Me siento honrado de ver este comentario aquí. Pura vida y hoy mismo voy con todo por más olas”, respondió Fillingim.

Anthony Fillingim ensayó diferentes aéreos, gracias al poder de las olas de la isla de Kandui, en Indonesia. Cortesía: @kanduiresort
Anthony Fillingim ensayó diferentes aéreos, gracias al poder de las olas de la isla de Kandui, en Indonesia. Cortesía: @kanduiresort

Pactaron con el gobierno. Y es que debido a las constantes mareas, las condiciones son inmejorables, los tubos que se forman son perfectos y todos los surfistas del mundo desearían tener la suerte del oriundo de Santa Teresa.

“Cuando Indonesia anunció la prohibición de surfear fue bastante fuerte, ya que abril, mayo y junio son tres de los mejores meses del año aquí y sentarse a ver las ‘olas perfectas’ sería una tortura. Ray habló con el gobierno y pudimos tener un par de sesiones en nuestra área directa, porque estamos súper aislados, lejos de las aldeas de las islas Mentawai, por lo que no presentamos ningún riesgo para la comunidad. Ahora lo podemos hacer todos los días”, explicó Fillingim.

Los pequeños accidentes, las cortaduras y las fuertes caídas de la tabla, no han hecho mella en el exbicampeón del Circuito Nacional de Surf y seleccionado nacional, quien trata de aprovechar cada momento e incluso el fin de semana anterior surfeó la ola más grande hasta el momento.

“Ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida. Siento que me he convertido en un mejor surfista, una mejor persona. No tengo palabras para describir el aprecio que tengo por Kandui y todos los demás. Realmente quiero agradecer a Ray Wilcoxen y su familia. No me conocía antes del año pasado: no tenía motivos para ayudarme y me han tratado como de su familia”, enfatizó Filligim a la revista Duke.

Aunque es claro que el nacional pasa el mayor tiempo en el mar, cuando el oleaje disminuye le dedica tiempo a otras actividades y deportes para relajarse.

“Esta área es una locura ya que realmente nunca se ‘desinfla'. Pero cuando el oleaje se hace pequeño, hacemos un poco de yoga y ejercicios diarios para mantenernos en forma y relajados. También me encanta navegar y jugamos fútbol todas las noches, entre las personas que estamos en el resort”, añadió Fillingim.