Juan Diego Villarreal. 29 diciembre, 2020
La buena preparación de la marchista Noelia Vargas la llevó a conseguir dos récords nacionales y un centroamericano, entrenándose en tiempos de pandemia. Fotografía: Alonso Tenorio
La buena preparación de la marchista Noelia Vargas la llevó a conseguir dos récords nacionales y un centroamericano, entrenándose en tiempos de pandemia. Fotografía: Alonso Tenorio

En un mes exacto la marchista nacional Noelia Vargas impuso dos récord nacionales y uno centroamericano en la prueba de los 10.000 metros marcha, en un año atípico donde apenas compitió en cuatro ocasiones.

Noelia ganó este miércoles la presea de oro en el Campeonato Centroamericano de Atletismo, con un tiempo de 45 minutos y 49 segundos (45:49), en el Estadio Nacional, donde solo fue superada por la mexicana Alegna González (45:27), quien pese a ser primera en el evento, no es acreedora al cetro, debido a que es invitada en el torneo. Alegna fue campeona mundial hace dos años en Finlandia y está clasificada a los Juegos Olímpicos.

Con el crono de 45:49, Noelia superó el registro impuesto por la salvadoreña Cristina Esmeralda López con 47:35, el cual estaba vigente desde 2009 y por lo tanto se hizo acreedora al récord del istmo. A González y Vargas le siguió la puertorriqueña Rashelle De Orbeta.

Noelia Vargas impone récord centroamericano de marcha

Las buenas marcas para la marchista oriunda de Puriscal habían iniciado el 29 de noviembre, cuando ganó el Torneo Nacional de la Federación Costarricense de Atletismo (Fecoa) con 46:40 y una semana después, en el campeonato nacional logró 45:00, demostrando que la pandemia no había afectado su preparación.

Pero, ¿cuál fue el secreto para que la joven de 20 años y estudiante de derecho no viera truncada su curva ascendente de rendimiento, en una época donde era complicado entrenar?

Noelia Vargas se entrenó bajo la supervisión de su madre y entrenadora Dixiana Mena. Fotografía: Alonso Tenorio
Noelia Vargas se entrenó bajo la supervisión de su madre y entrenadora Dixiana Mena. Fotografía: Alonso Tenorio

Muy fácil; junto a su madre y entrenadora, Dixiana Mena, improvisó y se adaptó a las circunstancias para no verse perjudicada.

“Teníamos dos opciones: meternos a la casa, quedarnos queditas y no hacer nada o buscar alternativas y como mi familia es del campo decimos cambiar. Los récords se forjaron en las calles rurales de Puriscal, en los potreros, porque al inicio de la pandemia fue muy difícil. Fueron cinco meses donde no podíamos exponer a Noelia a la enfermedad. Incluso hicimos una huerta para tener nuestros propios alimentos”, dijo Mena.

Otro aspecto que debieron resolver fue el asunto de las descargas o regeneración, las cuales debían hacerla en la piscina, pero al estar cerradas y no estar lista la que estaban construyendo, volvieron a improvisar.

“Las descargas las hicimos en unas pozas de unas nacientes en Mercedes Sur de Puriscal, en la localidad de La Legua. Allí el agua es limpia y Noelia pudo nadar y recuperarse de los entrenamientos”, agregó Mena.

Noelia recordó sus viajes al campo, donde disfrutaba con sus familias, sin imaginarse que años después bañarse en las pozas sería parte de su preparación deportiva.

“Fue divertido, pero no fue fácil. Para la recuperación debía nadar contracorriente y las pozas no eran tan hondas, por lo que pegaba los pies en las piedritas y debía acomodarme para poder nadar y realizar las descargas, que son súper importantes porque mi deporte es de mucho kilometraje”, comentó Vargas.

Monarca regional. La puriscaleña aseguró estar muy entusiasmada por su título centroamericano y ahora espera iniciar la temporada de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

“La verdad estoy muy contenta por lograr un nuevo récord centroamericano. No pude mejorar mi marca personal (45:00), pero igual hicimos una buena marca. En la competencia la mexicana, quien es campeona mundial, puso un ritmo muy fuerte. Traté de hacer lo mejor que pude y obtener el mejor resultado y este puesto me da puntos para el ranquin, lo cual es lo más importante”, aseguró Vargas.

Noelia indicó que pese a la ausencia de las guatemaltecas, la prueba fue un fogueo de alto nivel y ahora deberá continuar entrenando en procura de sus objetivos.

Andrea Vargas se lesiona y no competirá en el Centroamericano

“En febrero espero hacer mis primeros 20 kilómetros de la temporada y luego ir a competir a España y República Checa. Son competencias donde llegan rivales fuertes de mucho nivel, lo que me permitirá continuar mejorando mis marcas”, añadió Vargas.

En masculino el vencedor fue el guatemalteco José Eduardo Ortiz con 43:00, imponiendo también un nuevo registro para la región. La medalla de plata fue para el mexicano César Córdoba con 44.10 y el bronce le correspondió al sancarleño Yeudy Bonilla con 44:34.

Andrea lesionada. Por su parte, la vallista Andrea Carolina Vargas no competirá este martes en el Campeonato Centroamericano de Atletismo, al padecer una distensión muscular en la pierna izquierda. según dio a conocer el encargado de prensa del evento, Hugo Quesada.

Vargas, campeona panamericana de Lima 2019, tenía previsto correr los 100 metros vallas a las 2 p. m. su especialidad y a las 4 p. m. los relevos de 4x100.

“Estuve entrenando acá en el país y tuve una lesión muscular, por lo que preferimos no arriesgarnos para que no se haga mucho más grande. No podemos competir en este momento, por lo que no queda más que recuperarnos. Estoy bajo la supervisión del fisioterapeuta del Comité Olímpico y me van a realizar algunas pruebas para saber la realidad de mi dolencia”, enfatizó Andrea.