Otros deportes

Una mancha roja revivió al Estadio Nacional por la ‘Sele’

El rebajo en los precios de los boletos para observar el partido de la Selección Nacional ante Jamaica permitió a los seguidores de la ‘Sele’ disfrutar de sus vivencias de antes de la pandemia

Una pequeña, pero bulliciosa mancha roja volvió a darle vida al Estadio Nacional para ver a la Selección frente a Jamaica, por las eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo de Catar 2022.

La ausencia del público por los altos costos ante México (₡95.000) hizo que la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) rebajara los precios, decisión que agradeció la afición que no dudó en apoyar.

La determinación de pasar los precios de ₡60.000 a ₡12.000 hizo que los aficionados en pocas horas agotaran las 1.800 entradas puestas a la venta y estuvieran dispuestos a confiar una vez más en la Sele.

Después de un torrencial aguacero en San José, al mediodía, poco a poco los ticos con sus camisetas rojas empezaron a llegar en las cercanías de La Joya de La Sabana.

Los tradicionales vendedores de banderas, banderines y bufandas, ausentes durante mucho tiempo de los estadios de fútbol debido a la pandemia de la covid-19, se animaron nuevamente a instalarse en las cercanías del estadio esperando alguna venta.

Orgullosos de sus colores, los aficionados se aglomeraron en la entrada principal para observar el arribo del autobús de la Tricolor, calentando poco a poco el ambiente a pesar del frío imperante y la neblina, invitada inesperada del compromiso.

Poco a poco, los seguidores de la Sele hicieron las filas respectivas para ingresar al reducto, no sin antes realizar las revisiones respectivas.

Leoncio Fallas, vecino de Guadalupe, comentó: “Llegué a las 5 p. m. e hicimos las filas respectivas. No hubo mayor problema, todo estuvo normal y en orden. Es bueno volver a ver a la Sele”.

En las afueras los vendedores continuaban tratando de convencer a los aficionados de comprar alguno de los signos externos e igual otros trataban de comercial las capas plásticas, previendo que un nuevo aguacero se hiciera presente por la noche.

Tampoco pudo faltar, por increíble que parezca, un par de revendedores quienes en las afueras del Estadio Nacional intentaron negociar los boletos.

“¡Compro entradas, compro entradas! La que le sobre aquí se la compro”, repetía mientras los aficionados pasaban a su lado un poco extrañados.

En el estadio, acomodados en su asiento, los fiebres estaban expectantes.

Aplaudieron el ingreso de Keylor Navas a calentar, sin duda el más aclamado.

Por supuesto no faltaron las fotografías, los selfies, ni tampoco el fervor para cantar el Himno Nacional y el tradicional ¡ticos, ticos! que nos recordó que el público estaba de vuelta en el Estadio Nacional, antes de corear el gritar el rápido gol del volante Jimmy Marín.

Juan Diego Villarreal

Juan Diego Villarreal

Egresado de la Universidad Federada. Entre sus coberturas destacan los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, compromisos eliminatorios de la Sele, así como Juegos Panamericanos y Centroamericanos y del Caribe.