Arnoldo Rivera J.. 8 septiembre, 2007
 José Miller, asistente técnico; Joe Lear, presidente, y Khalid Reeves, nuevo jugador de Saprissa Basket (orden usual), posaron junto con Mario Sánchez de Cima, gerente general del Deportivo Saprissa. | EDDY ROJAS
José Miller, asistente técnico; Joe Lear, presidente, y Khalid Reeves, nuevo jugador de Saprissa Basket (orden usual), posaron junto con Mario Sánchez de Cima, gerente general del Deportivo Saprissa. | EDDY ROJAS

Desde el 2001, cada 11 de setiembre una sensación de pánico invade a Joe Lear: estaba en Nueva York cuando sucedió el ataque terrorista a las Torres Gemelas.

Ese infausto día lo acompañaba Khalid Reeves, pues ambos iban a ver la pelea de Bernard Hopkins y Félix Tito Trinidad.

Sin embargo, este 2007 es distinto, muy distinto.

“Vamos a celebrar que sobrevivimos jugando baloncesto, va a ser algo nuevo. Por primera vez en seis años no tengo miedo, se siente bien”, expresó Lear. “Y Khalid siente lo mismo”, agregó.

Lear es el presidente del Saprissa Basket y Reeves, antiguo basquetbolista de la NBA, es el nuevo jugador que la “S” tendrá en sus filas por el resto de la temporada basquetbolística.

De 35 años de edad, fue presentado ayer en conferencia de prensa y debutará con los saprissistas este martes 11 de setiembre, ante el Liceo de Costa Rica.

“Me siento feliz de estar en el país, espero ayudar a la mejoría del baloncesto nacional. Espero quedarme en el país para dar clínicas y seminarios”, sostuvo Reeves, quien sustituye como jugador “clase A” a Henry Martínez.

En sus seis temporadas en la NBA (1994-95 a 1999-2000), Reeves jugó para el Heat de Miami, los Hornets de Charlotte, Nets de Nueva Jersey, Mavericks de Dallas, Pistons de Detroit y Bulls de Chicago.

“Creo que mi mejor año NBA fue el de novato”, aseveró Reeves.

De acuerdo con los registros de NBA.com, Reeves disputó el Juego de Estrellas de Novatos y promedió por juego 9,2 puntos, 4,3 asistencias, 1,15 robos y 21,8 minutos.

Tras cerrar su paso en la NBA jugó en Europa. En Grecia, ocho meses atrás, fue su última jornada como profesional.

“Vengo en un nivel bastante alto de baloncesto. Físicamente me siento muy bien”, agregó.

José Miller, asistente técnico de la “S”, afirmó que Reeves se encuentra en una excelente forma.

“En el entrenamiento de esta mañana (ayer) lo quise descansar, pero dijo que no. Tiene un liderazgo tremendo en todo el rectángulo”, apuntó Miller.

Para Neal Gottlieb, coach saprissista, es gratificante tener en el país un jugador de tal nivel; además, ayudará en algunas prácticas de la Selección.

“Los muchachos no pueden esperar a estar en la cancha con él”, apuntó Gottlieb.

Una particularidad: Reeves jugará gratis con la “S”, equipo que ganó el Apertura y tiene un cupo en una eventual final por el título. “Lo hago por la amistad que tengo con Joe, tengo tiempo libre”.

Lear, por su parte, tiene otro sentimiento más fuerte a partir del próximo 11 de setiembre: “Vamos a crear una dinastía en el baloncesto”.