Fiorella Masís. 2 agosto
Así duerme y hace otras actividades Ernesto González, triatleta de Coopenae. Foto: Cortesía Coopenae
Así duerme y hace otras actividades Ernesto González, triatleta de Coopenae. Foto: Cortesía Coopenae

Al joven Ernesto González le costó cuatro años clasificar a un mundial junior de triatlón. Su sueño finalmente se concretó y nada quedará al azar.

Su preparación, y la de su compañero, Álvaro Campos, tiene al equipo de Coopenae tomando en cuenta cada detalle.

Uno de esos se enfoca en utilizar el método "Exposición Intermitente a la Altura". Esto sigue los parámetros que ha empleado durante varios años Roberto Solano, entrenador de los triatletas.

Se trata de “live high, train low” (vive arriba, entrena abajo), que significa vivir a más de 2.000 metros de altura sobre el nivel del mar (msnm) y entrenar a un poco más de 1.000

Lo ideal es dormir en un lugar con esas condiciones, como Llano Grande de Cartago, donde Solano tiene el centro de entrenamiento. Sin embargo, con González y Campos es imposible, por sus obligaciones en la universidad.

Por esa razón es que emplean un estilo de "tienda de campaña" hermética que simula la altura. Ernesto pasa ahí al menos diez horas al día, la mayoría mientras duerme.

Eso lo ha hecho durante dos semanas en su casa de habitación, en Curridabat.

“Lo que hace el extractor, básicamente, es sacar el oxígeno, por eso se llama extractor de oxígeno, le quita el oxígeno a un nivel parecido a 2.500 metros de altura. De los métodos artificiales este es el más efectivo. Lo compramos hace unos años para complementar para estas situaciones”, explicó Solano.

El primer día empezaron con menos de 2.000 metros, después fueron aumentando hasta llegar a los 2.500.

No lo utilizan con Álvaro porque solo cuentan con una máquina.

Ernesto lo ha tolerado bien y asegura que mientras duerme no siente mayor diferencia.

"Duermo igual, pero tal vez cuando salgo en la mañana, uno siente que hay más aire afuera, más oxígeno. A la hora de entrenar todavía no he sentido ningún cambio, pero son diez días después de usarlo cuando se siente el pico en el rendimiento. Hasta ese punto voy a ver qué se siente", explicó González, de 19 años.

Ernesto González y Álvaro Campos en Magog, Canadá, donde compitieron en la Copa Continental hace aproximadamente dos semanas. Foto: Facebook Coopenae
Ernesto González y Álvaro Campos en Magog, Canadá, donde compitieron en la Copa Continental hace aproximadamente dos semanas. Foto: Facebook Coopenae

Lo que se produce con este proceso es un aumento de los glóbulos rojos, esto ayuda a transportar más oxígeno y genera una mejoría en el rendimiento.

El Mundial ITU Junior se disputará del 29 de agosto al 1°. de setiembre, en Lausanne, Suiza.

Para Álvaro será la segunda oportunidad en la cita mundialista, lo que le ha hecho tener un poco más de confianza.

“El año pasado sí tenía bastante miedo. Dos meses antes no podía dormir, ahora siento más confianza. Cuando más nervios me dio fue cuando el animador anunciaba que ahí estaban los mejores del mundo junior; ahí fue donde me mató”, dijo entre risas el brumoso.

Campos agregó que la preparación no la ha sentido tan diferente a otras competencias, pero sí se han enfocado en dormir mucho y bien.

“Se trata de dormir lo más que sea posible como para hacer una cuenta a favor. Esto se hace en caso de tener problemas en vuelos y así contar con back up (respaldo) de sueño”, agregó.

Roberto Solano afirmó que un buen lugar para ambos triatletas sería entrar en el top 30 de 65 jóvenes, pues diez o 15 competidores ya son profesionales, caso totalmente contrario a los ticos.