Steven Oviedo. 7 febrero
María Fernanda Aguiluz, Daniel Gutiérrez y Scarlet Weidig tendrán una beca en universidades de Estados Unidos: FOTO: Cortesía Lincoln School.
María Fernanda Aguiluz, Daniel Gutiérrez y Scarlet Weidig tendrán una beca en universidades de Estados Unidos: FOTO: Cortesía Lincoln School.

La vida le va a cambiar a los jóvenes costarricenses Scarlet Weidig, María Fernanda Aguiluz y Daniel Gutiérrez a partir de julio, gracias al deporte.

Los tres jóvenes son estudiantes del colegio Lincoln y debido a sus aptitudes deportivas, recibieron una beca completa para estudiar en Estados Unidos.

Weidig practica el golf y es una de las jugadoras amateur con mayor potencial en el país, al punto de que forma parte del ranquin mundial de esta disciplina y ha representado a Costa Rica en torneos a nivel mundial.

La tica será parte de la Universidad de Kansas y estudiará Medicina Deportiva.

“Como todos los atletas de alto rendimiento, he tenido contratiempos, de esos que uno a veces se pregunta ‘por qué entreno esto todos los días’, pero cuando logré superar momentos así, me vi jugando aún mejor y con una mentalidad extremadamente fuerte”, manifestó la golfista.

En el caso de María Fernanda Aguiluz, formará parte de la Universidad de Monmouth, que se ubica en Nueva Jersey.

Aguiluz ha sido seleccionada nacional en boliche y su gran nivel hizo que el centro educativo estadounidense se fijara en ella.

“Mi mayor problema siempre había sido no creérmela. El cerebro de un atleta muchas veces puede llegar a ser autodestructivo, y limita su rendimiento. Fue hasta que entendí que todo lo que me propusiera lo podría lograr con disciplina, metas y una buena mentalidad, que pude cumplir todos mis objetivos”, señaló la bolichista, quien planea estudiar Bienestar y Preparación Física.

Además, Daniel Gutiérrez firmó un contrato con la selección de fútbol de la Universidad de Harvard, donde estudiará Economía.

Gutiérrez jugaba en el alto rendimiento del Club Sport Herediano y su nivel deportivo y académico lo llevó a esta oportunidad.

“Todas las madrugadas, las fiestas a las que no fui, las horas extra de trabajo en el gimnasio, en cancha y con relación al estudio dieron sus frutos. Mis papás y sobre todo mi mamá han sido clave en lo que se podría llamar “éxito” a pesar de mi corta edad”, explicó Gutiérrez.

“Estamos sumamente orgullosos de nuestros atletas y es nuestro compromiso seguir apoyando y fomentando el deporte de alto nivel en nuestro colegio”, expresó Robert Rinaldo, director general de Lincoln.