Fanny Tayver Marín. 15 julio, 2018
Los 156,5 kilómetros entre Arras y Roubaix fueron muy complejos por el difícil recorrido sobre el pavé. Fotografía: AP / Jeff Pachoud
Los 156,5 kilómetros entre Arras y Roubaix fueron muy complejos por el difícil recorrido sobre el pavé. Fotografía: AP / Jeff Pachoud

Pocas veces el ciclista costarricense Andrey Amador se había sentido tan exhausto como este domingo.

La novena etapa del Tour de Francia con 156,5 kilómetros entre Arras y Roubaix, con quince tramos de pavé se convirtió en un calvario para muchos.

Esas secciones de adoquines, tierra, polvo y piedra hicieron que la carrera se volviera una batalla de sobrevivencia sobre la bicicleta, de la cual, no todos salieron ilesos, como el australiano Richie Porte (BMC), quien llegó como favorito y una caída lo obligó a abandonar la ronda gala.

El australiano Richie Porte y el belga Jens Keukeleire reciben atención médica tras sufrir una fuerte caída. Porte llegó como uno de los favoritos y este domingo se vio obligado a abandonar la competencia. Fotografía: AP / Christophe Ena
El australiano Richie Porte y el belga Jens Keukeleire reciben atención médica tras sufrir una fuerte caída. Porte llegó como uno de los favoritos y este domingo se vio obligado a abandonar la competencia. Fotografía: AP / Christophe Ena

En el caso de Movistar Team, el día fue complicado, en el sentido de que los hombres de Eusebio Unzué sufrieron varios percances y ya perdieron un gregario.

José Joaquín Rojas se cayó y tuvo que retirarse de la carrera.

También se fue al piso el español Mikel Landa, cuando restaban 32 kilómetros para el final. La caída se produjo en una sección de asfalto entre tramos de pavé y eso se convirtió en una emergencia.

De inmediato, Andrey Amador, Daniele Bennati e Imanol Erviti pararon para socorrer a Landa y llevarlo lo más cerca del grupo en el que estaban Alejandro Valverde y Nairo Quintana.

El rostro de Andrey Amador en el rodillo tras la novena etapa del Tour de Francia evidencia el cansancio tras un día de mucho trabajo en el pavé. Fotografía: Prensa Movistar
El rostro de Andrey Amador en el rodillo tras la novena etapa del Tour de Francia evidencia el cansancio tras un día de mucho trabajo en el pavé. Fotografía: Prensa Movistar

“Había que tener a los tres líderes en cabeza y así fue. Trabajamos con Nairo y se pudo meter otra vez en cabeza de carrera. Luego se dio lo de Mikel que fue un poquito más serio, estábamos bastante más atrás y junto con Imanol y en una parte Bennati se pudo meter en cabeza de carrera, porque ese era el trabajo y la obligación de nosotros”, comentó Amador.

En ese momento de apremio, el tico contó que entre ellos se hablaban poco.

“Hay que ir a tope y nos seguían dando las referencias, sabíamos que iban cerca, que la escapada de la etapa ya se había hecho un poco y era hacer una contrarreloj por equipos hasta la meta e intentar minimizar las pérdidas que al final no fueron nada”, dijo el nacional.

Amador describe ese momento como una contrarreloj por equipos y justo eso fue lo que pasó, porque lograron quitarse de encima ese minuto que había cedido Landa por la caída.

“Yo creo que fue un buen día por eso, contentos y lo más importante es que aunque Landa tocó suelo, está bastante bien y eso es lo más importante. Un poquito con la lástima de lo que le pasó a José Joaquín. Yo pienso que su trabajo es indispensable y le mando todas las fuerzas”, acotó el tico.

El director de Movistar Team, Eusebio Unzué, dijo que esta etapa fue “algo impresionante” y destaca a todo su equipo por la labor efectuada.

“Han cuidado para que nada sucediera, todo eso, más el trabajo de los directores, que los tuvieron al tanto de todo lo que ocurría, del más mínimo detalle y además, un poco de nuestro material, porque creo que afortunadamente fuimos el único equipo que no tuvo ni un problema mecánico y eso en un día de tanta dificultad es una grandísima ventaja”, citó Unzué.

Mencionó que por las circunstancias de la carrera, había que tomar riesgos y cruzar los dedos para que a Valverde y a Quintana no les pasara nada adelante, ya que la orden fue que los demás se fueran a auxiliar a Landa.

Sobre la marcha, los pedalistas tuvieron que batallar en adoquines, tramos de tierra, polvo y piedra. Fotografía: AP / Christophe Ena
Sobre la marcha, los pedalistas tuvieron que batallar en adoquines, tramos de tierra, polvo y piedra. Fotografía: AP / Christophe Ena

“Sabíamos que nos exponíamos a cualquier cosa, pero necesitábamos tanto a Imanol como a Benna y a Andrey para aproximarlo a Mikel y afortunadamente así ocurrió, pudo volver y entrar con el tiempo de los favoritos y solo queda pensar que se nos pueda recuperar, porque tiene una magulladura en todo el costado derecho muy fuerte”, indicó Unzué.

La etapa la ganó John Degenkolb (Trek) con un tiempo de 3:24:26, seguido con ese mismo registro por el líder general, Greg van Avermaet (BMC) e Yves Lampaert (QuickStep).

El alemán John Degenkolb celebra su triunfo. El segundo lugar del día fue para el líder general, el belga Greg van Avermaet. Fotografía: AFP / Philippe López
El alemán John Degenkolb celebra su triunfo. El segundo lugar del día fue para el líder general, el belga Greg van Avermaet. Fotografía: AFP / Philippe López

Varios de los favoritos terminaron el día a 27 segundos, como Valverde, Quintana, Chris Froome (Sky) y Vincenzo Nibali (Bahrain).

Por su parte, Landa culminó la jornada a 34 segundos y Andrey Amador cerró el día en el puesto 55, a 1:23.

En la general, Van Avermaet demostró ser un líder sólido, pues prácticamente solo defendió su amarillo y peleó el triunfo de etapa.

El oro de los Juegos Olímpicos Río 2016 suma 36:07:17 en la tabla acumulada, seguido por Geraint Thomas (Sky) a 43 segundos y Philippe Gilbert (Quick Step) a 44 segundos.

Alejandro Valverde es quinto, a 1:31; Froome se encuentra en la octava casilla, a 1:42 y con esa misma diferencia, Landa se encuentra en el décimo puesto.

Nairo Quintana se encuentra en el puesto 21, a 2:50 del líder y Amador escaló 30 peldaños. El exponente nacional ahora marcha en la posición 54, a 15:47.

Tras nueve etapas disputadas, este lunes será el primer día de descanso en el Tour de Francia.