Fanny Tayver Marín. 19 julio, 2017
Dax Jaikel y Massimo Debertolis posan en el primer cajón del podio tras la cuarta etapa del Transalp.
Dax Jaikel y Massimo Debertolis posan en el primer cajón del podio tras la cuarta etapa del Transalp.

Con mucha fuerza sobre la bicicleta y pedaleando con una prótesis, el ciclista costarricense Dax Jaikel coleccionó un triunfo más en el Transalp que se disputa en Europa.

Junto al itailiano Massimo Debertolis (Wilier Force 7C), el tico continúa con un dominio arrasador en la categoría master de esta competencia de MTB en Europa.

La travesía de este miércoles no fue nada sencilla, entre las localidades de St. Christina y Kaltern.

Y ellos se impusieron con un tiempo de 4:06:35.

"Fue una etapa larga de casi 100 kilómetros, con una salida muy dura, con un puerto de 14 kilómetros. Quedamos con las primeras 10 parejas en ese puerto y luego de una bajada muy rápida en pavimento, entramos a unos single track y bosques", relató Jaikel.

A eso del kilómetro 40, el tico y su compañero se despegaron de ese grupo.

"Ya el paso era muy duro y empezamos a hacer nuestra carrera aparte. Nos tocó a los dos solos esos 60 kilómetros".

La jornada fue rápida, intensa y dura.

"Los dos nos sentimos excelente y logramos meternos en el top 10 de parejas y ganar nuestra categoría, con 12 minutos sobre el segundo lugar".

Además, en la élite, el equipo de Luis Mejía y Joseph Chavarría (7C) también subió al podio, como el tercer lugar de ese apartado, al completar la prueba con un registro de 3:49:47.

Con el uniforme del 7C, Luis Mejía y Joseph Chavarría fueron terceros en la cuarta jornada de la élite en el Transalp.
Con el uniforme del 7C, Luis Mejía y Joseph Chavarría fueron terceros en la cuarta jornada de la élite en el Transalp.

De forma curiosa, a ellos les tocó algo simular que a Jaikel y a Debertolis, porque también a partir del kilómetro 40 se fueron solos.

"Íbamos con la mentalidad de ganar la etapa y en la mitad de la segunda subida más larga nos llegó el grupo del líder con los compañeros, iban a un paso fortísimo y tratamos de ir con ellos, de aguantar el paso porque andan a un ritmo muy alto y ya al final las fuerzas venían un poco justas", contó Mejía.

A pocos kilómetros de meta perdieron contacto con los dos equipos punteros.

"Entramos terceros y estamos muy contentos con el resultado, recortamos tiempo en la general con el cuarto y el tercero y a esperar los tres días que quedan para ir en busca del podio que es nuestro objetivo", citó el colombiano.

En tanto que Chavarría señaló: "Soñamos con la victoria, pero los líderes están muy fuertes y nos alcanzaron al final de la penúltima subida. Estamos contentos y con ganas e ilusión de hacer bien lo que falta en el Transalp".

La competencia terminará el sábado.