26 junio, 2010

Londres (DPA). El rumano Victor Hanescu deberá pagar una multa de 15.000 dólares por escupir a un espectador, según dispuso hoy la organización del torneo de tenis de Wimbledon.

"Después de una investigación realizada por el árbitro del partido junto a los supervisores del Grand Slam en el incidente ocurrido en la cancha 18 ayer por la noche, el jugador Victor Hanescu ha sido multado con 7.500 dólares por conducta antideportiva y con otros 7.500 dólares por no esforzarse en la conclusión del partido", señala un breve comunicado de los funcionarios de Wimbledon.

El rumano, preclasificado número 31, disputaba el quinto set del partido de tercera ronda ante el alemán Daniel Brands y discutió con el juez de silla del encuentro, el británico Kim Craven, al que le solicitaba la postergación por falta de luz natural.

El juez no accedió al reclamo, así como tampoco el supervisor llamado a pedido de Hanescu. El rumano arrastraba un dolor en la pierna izquierda por el que había recibido tratamiento médico en el cuarto set. La suspensión del partido le habría beneficiado para poder recuperarse.

Ante la negativa de los oficiales, Hanescu se mostró cada vez más contrariado. Un grupo de espectadores que alentaba a su rival comenzó a gritarle, acusándolo de fingir la lesión.

Hanescu los insultó y aparentemente habría escupido en dirección a ellos. Por el insulto, recibió una advertencia por violación del código de conducta del tenis.

Con el marcador en 2-0 para Brands, Hanescu comenzó a realizar faltas de pie en el servicio a propósito en señal de descontento, perdió nuevamente su saque y decidió abandonar el partido.

En la misma cancha, cuatro personas fueron arrestadas por alteración del orden, pero la Policía aclaró que ambos sucesos no están relacionados.

"Aproximadamente a las 20:50, la policía fue llamada y cuatro hombres fueron arrestados por alteración del orden y llevados a una estación de policía del sur de Londres para investigaciones posteriores", indicó un comunicado policial.

"En un primer momento se pensó que las cuatros personas arrestadas tenían que ver con el incidente. Pero fue simplemente una coincidencia", aclaró el prtavoz del All England Club.