Otros deportes

Sherman Guity fue recibido con todos los honores en el Caribe

El velocista visitó las principales comunidades de la provincia de Limón, donde fue homenajeado por sus medallas en los Juegos Paralímpicos de Tokio

El medallista paralímpico Sherman Guity fue recibido en su natal Limón con todos los honores, tras conquistar la medalla de oro en los 200 metros lisos, categoría T64, y la presea de plata en los 100 metros lisos, en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Luego de su recibimiento el jueves con una caravana que lo trasladó por los cantones de Belén, Heredia, Santo Domingo, Tibás, Moravia y Coronado, Sherman y su familia se trasladaron a la zona caribeña y su primera parada fue en Guápiles.

Ahí se reunió con personeros de la Municipalidad y del Comité Cantonal de Deportes de la localidad, a eso de las 11 a. m., quienes exaltaron sus logros deportivos y su tenacidad para sobreponerse a la amputación de su pierna izquierda en agosto del 2017.

Allí el velocista aprovechó para firmar autógrafos y además recorrió en automóvil las principales calles de la ciudad, agradeciendo el apoyo de los guapileños, quienes salieron de sus casas y con banderas saludaron al campeón paralímpico de Tokio.

Luego de recibir el cariño de la comunidad de Guápiles, junto con sus familiares y allegados, Sherman salió rumbo a las localidades de Bataán y 28 Millas, donde lo esperaba una caravana aún mayor a la altura de Barbilla.

“Muchas gracias a todos. Les agradezco su apoyo. Me siento muy feliz”, aseguró Guity.

Una gran cantidad de vehículos y personas esperaban a Guity para iniciar un nuevo recorrido por las comunidades aledañas quienes también querían no solo saludar a Sherman, sino además observar las medallas del atleta nacional que orgulloso portaba en su pecho.

Por momentos la caravana se detuvo para que Sherman pudiera saludar a sus conocidos y amigos, así como las personas que querían un recuerdo, ya fuera una fotografía o bien un selfie.

El grupo continuó al cantón central de Limón donde los personeros municipales también lo estaban esperando para realizarle un homenaje y entregarle las “Llaves de Ciudad” por su destacada actuación en Japón y donde no solo puso en alto el nombre de Costa Rica, sino de su natal Limón.